TDAH

Investigación sobre TDA-TDAH

Posted on

UN AVANCE MUY CERTERO EN LA INVESTIGACIÓN DE TDA-TDAH: “Falso positivo en TDA-TDAH, neuropedagogía de la organización espaciotemporal de la mente”

Clarificadoras pinceladas ante tanta confusión de la mano del neuropsicólogo Evelio Garijo desde una perspectiva neuropedagógica sin hablar de patologías… Un tema controvertido que cada vez nos despista más a los padres y a los profesionales del mundo educativo… ¿Existe realmente el TDA-TDAH?

Evelio nos presenta un nuevo modelo neuropedagógico muy coherente y contrastado por  estudios e investigaciones.  Aquí tenéis un resumen muy interesante:

“Falso positivo en TDA-TDAH: neuropedagogía de la organización espaciotemporal de la mente”

400dpiLogo               logo orto

PROBLEMAS ACADEMICOS

Actualmente nos encontramos con una población significativa de alumnos de EP que muestran problemas ligados a aspectos curriculares. Son niños sin aparente déficit cognitivo pero que no son capaces de alcanzar los objetivos establecidos por el currículum. Ante estas situaciones, se realizan adaptaciones cuantitativas de los contenidos curriculares, es decir, se reducen temarios o se adaptan exámenes.

Dado que es fácil atribuir estas deficiencias a problemas del aprendizaje, dislexias o trastornos por déficit de atención con o sin hiperactividad, las intervenciones más técnicas (individualizadas y externas al centro) trabajan sobre los síntomas. Es decir, se centran en la repetición de contenidos, técnicas de estudio y aspectos atencionales.

Estas acciones, en el mejor de los casos, aplazan el fracaso escolar al final de EP o principios de Secundaria. Para ello, los niños tienen que realizar esfuerzos titánicos que generan sufrimiento a las familias y frustración a los equipos docentes, que observan como las intervenciones no son efectivas.

MODELO NEUROPEDAGÓGICO

Los modelos neuropsicológicos planteados hasta el momento se basan en la consideración de que las conductas están asociadas a trastornos de la actividad cerebral provocados por enfermedad, daño o modificación experimental. La novedad de este modelo neuropedagógico radica en que plantea un cambio de foco a la hora de buscar las causas responsables de la mayoría de las desviaciones del neurodesarrollo ordinario. Es decir, el problema no está en los procesos mentales que determinan el alcanzar los objetivos curriculares.

El problema radica en el nivel de organización de la mente que procesa, y para ello tenemos que conocer al órgano responsable: el cerebro. El cerebro se organiza funcional y arquitectónicamente durante su desarrollo. La plasticidad y el aprendizaje permiten que la organización intrínseca del sistema nervioso se enriquezca, pero dentro de unos límites predeterminados por su arquitectura funcional.

Según nuestro modelo existen una serie de premisas que permiten entender lo que está ocurriendo con estos niños y sus problemas para alcanzar los objetivos de EP :

  •  El aprendizaje es la modificación del sistema nervioso central a partir de la experiencia. Según esta premisa, todo cerebro hace lo que está programado para hacer: aprender a partir de la interacción con el entorno. Sintiendo o viviendo el mundo el cerebro lo organiza, representa y construye.
  •  El aprendizaje no requiere esfuerzo es decir acontece. El cerebro aprende solo. En cambio acumular contenidos sí requiere esfuerzos pero esto no es aprendizaje. No se debe confundir un problema para adquirir conocimientos con un trastorno en el aprendizaje.
  • Los problemas que estamos encontrado no quedan explicados desde la perspectiva de un cerebro con problemas para aprender, sino por un cerebro que aprende pero que construye su realidad en función de parámetros erróneos.
  • Debido a ello el desarrollo cognitivo ordinario queda lastrado, y los niños no cuentan con las habilidades necesarias para resolver las demandas cognitivas propias de la etapa correspondiente a su edad cronológica; luego son niños que cargan todo su aprendizaje tirando de memoria con el consiguiente esfuerzo cognitivo que ello supone y el lastre que conlleva el no tener una estructuración de pensamiento que les permita utilizar los principios en que éste se basa para organizar el mundo.

Los niños con este perfil manifiestan características susceptibles de ser confundidas con un TDAH o un trastorno en el aprendizaje. Esto puede suponer un problema dado que las intervenciones ordinarias aplicadas a estos casos, no obtendrán el resultado esperado con el correspondiente desgaste para el niño y la familia.

INTERVENCIÓN NEUROPEDAGÓGICA

 Ante esta situaciones nuestro modelo de intervención considera que el problema radica en que estos niños no procesan de forma abstracta y emplean estrategias analógicas con la consecuente carga cognitiva que esto supone. Esto se debe a una incapacidad para emancipar el referente de sí mismo, debido a una mala organización espacio temporal de la mente. Coherentemente a este planteamiento, la intervención consistiría en:

1.- Reorganización espacio temporal de la mente a través del movimiento. El pasar por la etapa sensoriomotora permite al cerebro crear las estructuras para organizar el entorno en función del yo como referente. Esta posibilidad facilita la independencia de un entorno en constante cambio, entendiéndolo y organizándolo en relación a parámetros intrínsecos. Esta capacidad será la que permitirá una emancipación del referente, primer paso en el proceso de organización de la mente y clave de acceso al siguiente nivel.

2.- Emancipación del referente. El pasar por la etapa preoperacional permite al cerebro la emancipación del referente, un mecanismo determinante para el despliegue eficiente de las funciones cognitivas. Gracias a él, el sistema nervioso coteja la información a la que se expone en cada momento con aquella que tiene almacenada a partir de experiencias previas. Esto permite la aparición del principal pilar en la organización del pensamiento: la inducción categórica.

La inducción categórica es un proceso cognitivo por medio del cual reconocemos y clasificamos el entorno en taxonomías. Este proceso se encuentra casi omnipresente en todas nuestras actividades y se consideran el cimiento o estructura a partir de las cual podremos seguir clasificando, interpretando, generando inferencias y comunicándonos con todos aquellos que compartan una estructura categórica común. Sin esta herramienta es imposible alcanzar de forma eficiente los objetivos curriculares de EP.

CONCLUSIÓN:

Existen niños que presentan una problemática susceptible de confundirse con de trastornos por déficit de atención con o sin hiperactividad o problemas del aprendizaje, cuyas características se explican desde una perspectiva neuropedagógica sin hablar de patologías. En estos niños, la organización espaciotemporal de la mente está comprometida y esto se traduce en problemas curriculares evidenciables al aumentar las demandas con la entrada en educación primaria.

Una intervención eficaz en estas situaciones debe estar orientada a la causa del problema (las etapas sensoriomotora y preoperacional de la mente) y no en el simple abordaje de su sintomatología (atención, memoria) o de los problemas académicos (repaso, técnicas de estudio)

Autores:

SOMRIURE 1

Boix Andres. Pilar1, Gracia Mateu. Lucia2, Garijo Saiz. Evelio3

1Responsable del Área de Restructuración Pedagógica del Centro de Neurodesarrollo SOMRIURE de l´Acùdia (Valencia). Asesora externa de la Unidad de Intervención en Problemas del Neurodesarrollo de las Clínicas ORTOFON de Valencia.

2Responsable del Área de Reeducación Comunicativo-Linguísitica del Centro de Neurodesarrollo SOMRIURE de l´Acùdia (Valencia).

3Director del Centro de Neurodesarrollo SOMRIURE de l´Alcùdia (Valencia). Responsable del Área de Neuropsicología y Evaluación del Centro de Neurodesarrollo SOMRIURE de l´Alcùdia (Valencia). Coordinador de la Unidad en Problemas del Neurodesarrollo de las Clínicas ORTOFON de Valencia. Colaborador del Departamento de Psicobiología de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia.

Esta metodología se desarrolla en:

  • Centro de Neurodesarrollo SOMRIURE
    Calle Dr Fleming 28 b. l´ Alcudia (VALENCIA)
    654 617 114- 960 723 265 somriureneurodesenvolupament@gmail.com

solo nombre    SOMRIURE 2       SOMRIURE 3

  • Centros Multidisciplinares ORTOFON
    Avda Baron de Carcer 67, 2º puerta 7 VALENCIA
    963519005 http://www.ortofon.es

ORTOFON 3      ORTOFON 1        ORTOFON 2

Anuncios

MANUAL DE YOGA

Posted on

MANUAL DE YOGA como técnica de relajación en el aula Incluidas asanas para practicar en clase
Publicado por orientacionandujar

Es una disciplina de origen indio, relacionada con la naturaleza y el alma humana. Trabaja mediante una serie de ejercicios físicos (asanas), técnicas de respiración (pranayama) y meditación que mejoran la salud, tonifican el cuerpo y nos llevan a un estado de relajación y de equilibrio.

El yoga se presenta a los niños como un juego donde se puede desarrollar la imaginación ya que las asanas de animales y elementos de la naturaleza les resultan muy motivadoras y divertidas.

La respiración o pranayama es el hilo conductor que permite conectar cuerpo y mente.

Las meditaciones se presentan para ellos como cuentos que estimulan su creatividad a la vez que desarrollan su concentración y les ayuda a relajarse.

yoga tecnicas de relajacion en el aula
DESCARGATE EL MANUAL en formato presentacion

ojo son 22 megas

El yoga como técnica de relajación en el aula

en pdf

Técnicas de relajación en el aula

fuente: presentación Técnicas de relajación en el aula. Elena de Celis

web http://recursos.crfptic.es/
TE PUEDE INTERESAR

TÉCNICAS de relajación para niños incluye video con música relajante

DESCARGA LAS TÉCNICAS

tecnicas-de-relajacion-para-ninos

tabla-relajacion
PRACTIQUEMOS YOGA CON NUESTRON NIÑOS Y NIÑAS

Estrategias Yoga
También en PDF
Estrategias Yoga

Posturas yoga para niños
También en PDF
Posturas yoga para niños

TDAH, guía

Posted on Actualizado enn

Aunque el “descubridor” de TDAH reconoció que “se lo inventó”, tal y cómo está recogido en este blog, siguen diagnosticando a niños.

No nos viene mal conocer estas guías:

Pincha y accede!!


Publicación digital que recopila el seminario organizado por el instituto en junio de 2010, donde prestigiosos especialistas hicieron un recorrido por los aspectos más importantes relacionados con el TDAH.

Dr. Luis Abad Mas, Dr. Javier Quintero, et al. 
Instituto Tomás Pascual.(Madrid 2012). 

El TDAH no existe

Posted on

¿Y AHORA QUÉ HACEMOS?

¿RESULTA QUE MI ALUMNO, O MI HIJO NO TIENE UN TRANSTORNO QUE SE INVENTARON SÓLO PARA VENDER PASTILLAS?

¿Y QUÉ HACEMOS CON LOS NIÑOS QUE SON SIMPLEMENTE “MOVIDOS”, “TRAVIESOS”, “INQUIETOS”…?

El psiquiatra que “descubrió” el TDAH confesó antes de morir que “es una enfermedad ficticia”

Leon Eisenberg

 

A la psiquiatría hace tiempo que se le ve el plumero. Son tantas las enfermedades y trastornos que se describen en sus manuales que hoy en día lo raro es no tener nada. Después de hacer saltar las alarmas al incluir las rabietas en el último Manual de Pediatría DSM (la biblia de los psiquiatras) y después de ver como el gobierno estadounidense declara en un informe que 1 de cada 5 niños tiene un trastorno de la salud mental, cifras que parecen un insulto al sentido común de la población, porque es imposible que tantos niños estén mentalmente enfermos, aparecen unas declaraciones de Leon Eisenberg, el psiquiatra que “descubrió” el TDAH, que no dejan indiferente a nadie que viva o trabaje con niños.

El semanario alemán Der Spiegel, en un artículo en que ponía en relieve el aumento de enfermedades mentales en la población alemana, explicó que Eisenberg dijo, siete meses antes de morir, cuando contaba ya con 87 años, que “el TDAH es un ejemplo de enfermedad ficticia”.

Los inicios del TDAH

Los primeros intentos por tratar de explicar que había niños con TDAH sucedieron en 1935. Por aquellos tiempos, los médicos habían tratado por primera vez a niños de primaria con un carácter inquieto y con dificultad para concentrarse en lo que se les pedía, bajo el diagnóstico de síndrome post-encefálico. Fue un intento que no cuajó porque claro, la mayoría de esos niños nunca habían tenido encefalitis.

En los años sesenta apareció el protagonista de nuestra historia, Leon Eisenberg, quien volvió a hablar de dicha enfermedad, pero esta vez con otro nombre, “reacción hipercinética de la infancia”. Bajo dicho diagnóstico pudo tratar a alumnos difíciles, probando diferentes psicofármacos con ellos. Empezó con dextroanfetamina y luego utilizó el metilfenidato, droga con la que consiguió su objetivo y que hoy en día prevalece como tratamiento de elección: los niños enérgicos se transformaban en niños dóciles.

En el año 1968 se incluyó la “reacción hipercinética de la infancia” en el Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM) y desde entonces forma parte de dicho manual, sólo que ahora recibe el conocido nombre de Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

nino-jugando1.jpg

El logro de Eisenberg y sus colaboradores fue conseguir que la gente creyera que el TDAH tiene causas genéticas, que es una enfermedad con la que se nace. Él mismo dijo, junto con las palabras en que decía que era una enfermedad inventada, que la idea de que un niño tenga TDAH (entendemos que la idea de que un niño sea muy movido y sea un alumno problemático) desde el nacimiento estaba sobrevalorada. Sin embargo, al conseguir que esto calara en la población y en los padres, el sentimiento de culpa desaparece, los padres se sienten aliviados porque el niño ha nacido así y el tratamiento es menos cuestionable. En 1993 se vendieron en las farmacias alemanas 34 kg de metilfenidato. En el año 2011 se vendieron 1.760 kg.

El conocido psiquiatra, que llegó a hacerse cargo de la gestión del servicio de psiquiatría en el prestigioso Hospital General de Massachusetts en Boston, donde fue reconocido como uno de los más famosos profesionales de la neurología y de la psiquiatría del mundo, decidió confesar la verdad meses antes de morir afectado de un cáncer de próstata, añadiendo que lo que debería hacer un psiquiatra infantil es tratar de determinar las razones psicosociales que pueden producir problemas de conducta. Ver si hay problemas con los padres, si hay discusiones en la familia, si los padres están juntos o separados, si hay problemas con la escuela, si al niño le cuesta adaptarse, por qué le cuesta, etc. A todo esto añadió que, lógicamente, esto lleva un tiempo, un trabajo y acompañado de un suspiro concluyó: “prescribir una pastilla contra el TDAH es mucho más rápido” (a lo que yo añadiría “y mucho más ventajoso para el negocio de la psiquiatría”).

El negocio de la psiquiatría

Como he dicho al principio de la entrada parece que la psiquiatría es un monstruo capaz de llevarse cualquier cosa por delante, con un hambre voraz, que no se detiene y que hará todo lo posible por tratar de conseguir que toda persona sana acabe tomando una u otra medicación para tratar su (no) enfermedad. Se les ve el plumero, y una prueba más de ello es que ya existe la próxima enfermedad que será difundida por toda la infancia: el trastorno bipolar o enfermedad maníaco-depresiva.

Hasta los años noventa era una afección desconocida en los niños. Ahora ya es uno de los diagnósticos más frecuentes en psiquiatría infantil, hasta el punto que las visitas por este trastorno se han multiplicado por 40 en menos de diez años, siendo muchos de los “enfermos” niños de dos y tres años.

Uno de los responsables de la llegada del trastorno bipolar a EE.UU. es el psiquiatra Joseph Biederman, que lleva años haciendo estudios y conferencias sobre el tema y que recibió 1,6 millones de dólares entre el año 2000 y el 2007, procedentes de las farmacéuticas que fabricaron los medicamentos para dicho trastorno, al parecer para dedicarlos a seguir investigando la enfermedad.

Pero esto no es todo. Para conocer el alcance real del negocio de la psiquiatría, para ver hasta qué punto se inventan las enfermedades para luego poder dar los fármacos que ya existen, un estudio realizado por la psicóloga estadounidense Lisa Cosgrove reveló que, de los 170 miembros del grupo de trabajo del DSM (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), es decir, los que hacen el manual de psiquiatría de referencia mundial, 95 (el 56%) tenía una o más relaciones financieras con las empresas de la Industria Farmacéutica.

¿Existe el TDAH?

nino-hiperactivo.jpg

Yo no sé si existe o no existe (y eso que el que la inventó dice que no), ni tampoco me toca a mí responder a esta pregunta, sin embargo estoy seguro de que son muchos los niños diagnosticados cuyo único pecado ha sido ser demasiado movidos, o ser demasiado insistentes a la hora de demandar de sus padres un poco más de atención. Ya hace más de dos años os ofrecí dos entradas en las que explicaba cómo se diagnostica el TDAH, para que vierais que no existe ninguna prueba diagnóstica de ningún tipo que determine que un niño tiene el mencionado trastorno. Todo se hace en base a la observación y en base al cumplimiento o no de unos criterios o parámetros que los niños normales deben hacer.

Ahora bien, ¿qué es ser normal? Krishnamurti dijo que “no es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”, así que quién sabe, quizás los niños que se rebelan ante el intento de domesticarles, aquellos que no soportan estar sentados escuchando cosas que no les interesan, aquellos que preferirían poder decidir qué hacer en sus vidas en todo momento, aquellos que quieren probarlo todo y no dejarse nada, quizás sean al fin y al cabo los más cuerdos.

No digo que ninguno de estos niños no tengan nada. No digo que no necesiten ayuda, porque es muy probable que muchos de ellos tengan muchos problemas, pero nunca he creído en la existencia de un trastorno que afecte al 10% de los niños y mucho menos he creído en la cura milagrosa del metilfenidato, porque si bien los niños cambian su comportamiento, los problemas que hicieron que el niño funcionara de un modo no aceptado siguen ahí.

Vía | World Public Union
Fotos | Leon Eisenberg en Harvard, StormyDog, Architopher en Flickr
En Bebés y más | El sobrediagnóstico del TDAH puede poner en riesgo la salud de los niños, Posibles causas del TDAH en niños y niñas, Intervención en niños y niñas con TDAH

¿Por qué en Francia apenas hay TDAH?

Posted on Actualizado enn

¿Por qué casi no hay niños franceses hiperactivos o con déficit atencional?

 

 

Mientras en Estados Unidos alrededor del 9% de los escolares han sido diagnosticados con Trastorno de Déficit Atencional con Hiperactividad (TDAH) , en Francia apenas un 0,5%. ¿Cuál es el motivo?

La terapeuta familiar estadounidense y doctora en psicología, Marilyn Wedge, explicó en una columna en el portal especializado Psychology Today, que en Norteamérica “los psiquiatras consideran al TDAH como un trastorno biológico con causas biológicas, por lo que el tratamiento elegido es también biológico: medicamentos psicoestimulantes como Ritalin y Adderall”.

En cambio, señala la especialista, “los psiquiatras franceses, ven el TDAH como una condición médica que tiene causas psico-sociales y situacionales”, esto quiere decir que en lugar de tratar los problemas de comportamiento con medicamentos, los profesionales parisinos se centran en el contexto social del niño. De este modo, el problema se trata con psicoterapia o terapia familiar. “Esta es una manera de ver las cosas muy diferente a la tendencia estadounidense (que se acerca mucho a la chilena) de atribuir todos los síntomas a una disfunción biológica, como un desequilibrio químico en el cerebro del niño”.

Además, la profesional explica que por lo general, en Francia no se utiliza el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM). Según el sociólogo Manuel Vallee, la Federación Francesa de Psiquiatría ha desarrollado un sistema de clasificación alternativo llamado CFTMEA (Classification Française des Troubles Mentaux de L’Enfant et de L’Adolescent), lanzado por primera vez en 1983 y actualizado en 1988 y 2000. “El enfoque de CFTMEA es identificar y abordar las causas subyacentes de los síntomas psicosociales de los niños”, explica.

“En la medida en que los médicos franceses tienen éxito en encontrar y reparar lo que ha ido mal en el contexto social del niño, menos pequeños califican para el diagnóstico de TDAH. Por otra parte, la definición de TDAH no es tan amplia como en el sistema americano, que, a mi juicio, tiende a ‘patologizar’ gran parte de lo que es el comportamiento normal de la infancia. El DSM no considera específicamente las causas subyacentes. Por lo tanto, lleva a los médicos dar el diagnóstico de TDAH a un número mucho mayor de niños sintomáticos, alentando al mismo tiempo a tratar a los niños con los productos farmacéuticos” complementa la experta.

Alimentación y estilo de vida

Por otro lado, Wedge dice que el sistema parisino toma en cuenta factores como la alimentación, pues algunos colorantes artificiales y preservantes pudieran afectar la conducta de los menores. “En los Estados Unidos, el enfoque estricto sobre el tratamiento farmacéutico del TDAH, anima a los médicos a pasar por alto la influencia de factores dietéticos sobre el comportamiento de los niños”, explica.

Además, señala que en Francia también influye el estilo de crianza de los padres, que se caracteriza por establecer límites claros. Ella afirma que es muy difícil que en una familia francesa, un niño “picotee” entre comidas, ya que la mayoría ha aprendido que las comidas son cada 4 horas y que deben esperar pacientemente si les da hambre a una hora que no corresponde.

“Como terapeuta que trabaja con niños, tiene perfecto sentido para mí que los niños franceses no necesiten medicamentos para controlar su comportamiento, porque aprenden autocontrol temprano en sus vidas. Los niños crecen en familias en las que las reglas son bien entendidas, y existe una jerarquía familiar clara. En las familias francesas, los padres se hacen firmemente cargo de sus hijos, al contrario del estilo de la familia estadounidense, en el que la situación es muy a menudo viceversa”, finaliza

 

Guía orientativa niños con TDAH

Posted on

Guía orientativa niños con TDAH es el título del documento que hoy os traemos elaborado por Ortofon, centro de Logopedia, Psicología clínica y Psicopedagógica.

 

El documento es un texto corto de 10 páginas con recomendaciones para padres de niños con trastornos de déficit de atención e hiperactividad. Hace una breve presentación de este trastorno y luego trata aspectos de cómo puedes ayudar a tu hijo y qué síntomas pueden presentar este tipo de niños.

Su simplicidad y sencillez hace que sea un buen documento tipo resumen.

 

Os lo dejamos disponible aquí.

 

Desde aquí, y como siempre, queremos agradecer a los profesionales que han trabajado en la elaboración de este documento.

 

Esperamos que sea de vuestro interés!

 

¿Por qué casi no hay niños franceses hiperactivos o con déficit atencional?

Posted on

O dicho con otra pregunta y en mayúsculas: ¿NO ESTAMOS ABUSANDO  EN DIAGNOSTICAR?

 

¿Por qué casi no hay niños franceses hiperactivos o con déficit atencional?

Imagen enviada

Mientras en Estados Unidos alrededor del 9% de los escolares han sido diagnosticados con Trastorno de Déficit Atencional con Hiperactividad (TDAH) y en Chile alrededor de un 5%, en Francia apenas un 0,5%. ¿Cuál es el motivo?

La terapeuta familiar estadounidense y doctora en psicología, Marilyn Wedge, explicó en una columna en el portal especializado Psychology Today, que en Norteamérica “los psiquiatras consideran al TDAH como un trastorno biológico con causas biológicas, por lo que el tratamiento elegido es también biológico: medicamentos psicoestimulantes como Ritalin y Adderall”.

En cambio, señala la especialista, “los psiquiatras franceses, ven el TDAH como una condición médica que tiene causas psico-sociales y situacionales”, esto quiere decir que en lugar de tratar los problemas de comportamiento con medicamentos, los profesionales parisinos se centran en el contexto social del niño. De este modo, el problema se trata con psicoterapia o terapia familiar. “Esta es una manera de ver las cosas muy diferente a la tendencia estadounidense (que se acerca mucho a la chilena) de atribuir todos los síntomas a una disfunción biológica, como un desequilibrio químico en el cerebro del niño”.

Además, la profesional explica que por lo general, en Francia no se utiliza el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM). Según el sociólogo Manuel Vallee, la Federación Francesa de Psiquiatría ha desarrollado un sistema de clasificación alternativo llamado CFTMEA (Classification Française des Troubles Mentaux de L’Enfant et de L’Adolescent), lanzado por primera vez en 1983 y actualizado en 1988 y 2000. “El enfoque de CFTMEA es identificar y abordar las causas subyacentes de los síntomas psicosociales de los niños”, explica. Asimismo, toma en cuenta factores como la alimentación, pues algunos colorantes artificiales y preservantes pudieran afectar la conducta de los menores.

“En la medida en que los médicos franceses tienen éxito en encontrar y reparar lo que ha ido mal en el contexto social del niño, menos pequeños califican para el diagnóstico de TDAH. Por otra parte, la definición de TDAH no es tan amplia como en el sistema americano, que, a mi juicio, tiende a ‘patologizar’ gran parte de lo que es el comportamiento normal de la infancia. El DSM no considera específicamente las causas subyacentes. Por lo tanto, lleva a los médicos dar el diagnóstico de TDAH a un número mucho mayor de niños sintomáticos, alentando al mismo tiempo a tratar a los niños con los productos farmacéuticos” complementa la experta.

Alimentación y estilo de vida

Por otro lado, Wedge dice que el sistema parisino toma en cuenta factores como la alimentación, pues algunos colorantes artificiales y preservantes pudieran afectar la conducta de los menores. “En los Estados Unidos, el enfoque estricto sobre el tratamiento farmacéutico del TDAH, anima a los médicos a pasar por alto la influencia de factores dietéticos sobre el comportamiento de los niños”, explica.

Además, señala que en Francia también influye el estilo de crianza de los padres, que se caracteriza por establecer límites claros. Ella afirma que es muy difícil que en una familia francesa, un niño “picotee” entre comidas, ya que la mayoría ha aprendido que las comidas son cada 4 horas y que deben esperar pacientemente si les da hambre a una hora que no corresponde.

“Como terapeuta que trabaja con niños, tiene perfecto sentido para mí que los niños franceses no necesiten medicamentos para controlar su comportamiento, porque aprenden autocontrol temprano en sus vidas. Los niños crecen en familias en las que las reglas son bien entendidas, y existe una jerarquía familiar clara. En las familias francesas, los padres se hacen firmemente cargo de sus hijos, al contrario del estilo de la familia estadounidense, en el que la situación es muy a menudo viceversa”, finaliza.

Puedes revisar la columna completa (en inglés) en este enlace.

Publicación original: http://laverdadsecue…tencional.shtml