sociologia

Informe “Jóvenes españoles 2010”

Posted on

El Informe “Jóvenes españoles 2010” aborda a la juventud inmigrante


El informe Jóvenes españoles 2010, de 391 páginas, ha sido realizado por la Fundación SM con cuestionarios a 3.513 chicos y chicas y 503 entrevistas a jóvenes inmigrantes. Los sociólogos que lo han realizado, bajo la dirección de Leoncio Fernández, son Luis Ayuso, autor del capítulo dedicado a Juventud y familia en los comienzos del siglo XX; Juan Mª González-Anleo, sobre Los valores de los jóvenes y su integración socio-política; Gonzalo González, autor de Aproximación a los jóvenes inmigrantes; José Antonio López, sobre Ocio, consumo y medios de comunicación, y Maite Valls Iparraguirre, autora de Las creencias religiosas de los jóvenes.

Título: Jóvenes españoles 2010
Autores: Juan María González-Anleo Sánchez, José Antonio López Ruiz, Maite Valls Iparraguirre, Luis Ayuso Sánchez y Gonzalo González Sanz. Dirección y coordinación: Juan González-Anleo y Pedro González Blasco.
Editorial: Fundación SM
ISBN: 978-84-675-4474-9
PVP: 31,20 euros

La Fundación SM ha presentado en Madrid el informe Jóvenes españoles 2010, un estudio que analiza aspectos como los valores de los jóvenes españoles de entre 15 y 24 años, su integración social y política, la familia, la religión, el ocio, el consumo o los medios de comunicación. Además, como novedad con respecto a ediciones anteriores, recoge un capítulo específico dedicado a los jóvenes y la inmigración, analizando las opiniones de los jovenes de origen inmigrante.

Entre las principales conclusiones generales destacan:

- Los jóvenes consideran “muy importante”, ante todo, su familia, la salud y los amigos y conocidos.

- Casi la mitad de los jóvenes (46,3%) declara su falta de confianza en un futuro prometedor para ellos, independientemente de la crisis económica.

- Disminución de la conciencia ambiental juvenil. Aumenta considerablemente el porcentaje de jóvenes que considera que el equilibrio de la naturaleza resiste el impacto de los países desarrollados o en desarrollo (42%).

- Más del 50% de los jóvenes siente que hay poca integración social ya sea porque no confía en la gente como porque piensan que a la mayoría de la gente le preocupa poco lo que le pasa a los demás.

En relación, con los jovenes de origen inmigrante las conclusiones a destacar son:

- La inmensa mayoría de los jóvenes inmigrantes están de acuerdo con la idea de que quitan el trabajo a los españoles (92%).

- Lo más importante para los jóvenes inmigrantes (98%) son los amigos, la salud y la familia.

- La política es lo que menos interesa a los jóvenes inmigrantes, un 73% de los entrevistados piensa que la política es poco o nada importante en su vida.

- La mayoría de los entrevistados considera que como inmigrantes deben adaptarse a la cultura de los españoles y no al revés (77%)

- La gran mayoría de los entrevistados se siente integrado en España (81%) y cree que su situación en España es mejor que en su país de origen (70%)

- A una ligera mayoría le preocupa que la llegada de más extranjeros le pueda afectar negativamente, a ellos o a su familia, en cobrar menos sueldo (52%) y en encontrar trabajo (52%). No se sienten todavía españoles: la mayoría de los entrevistados se sienten más de su respectiva nacionalidad (59%) que españoles (6%).

- > AQUÍ PUEDES LEER UN RESUMEN MÁS AMPLIO DEL INFORME

Fuente: Toumai.es

La Pirámide de Maslow al revés

Posted on Actualizado enn

La pirámide de Maslow al revés

By LUCA FRANCESCHI on resiliencia

La Pirámide de Maslow es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su obra: Una teoría sobre la motivación humana (en inglés, A Theory of Human Motivation) de 1943, que posteriormente amplió. Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que, conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide). (Fuente Wikipedia).

La Pirámide de Maslow describe la jerarquía de necesidades humanas, desde las más básicas a las más elevadas. (Imagen: Wikipedia).

Creo que esta teoría nos puede venir bien para reflexionar sobre nuestros estados colectivos en estos primeros años del siglo XXI que podríamos también llamar el siglo de la facturación. ¿Quién nos pasa facturas? Aparentemente todos. ¿Quién tiene que pagarlas? Aquí la respuesta es más complicada.

Las facturas a pagar serían, a título de ejemplo no exhaustivo, las siguientes y derivarían directamente de la palabra que llena completamente nuestro celebro: ¡CRISIS! La de los excesos del mercado financiero, la del cambio climático, la de la explosión demográfica, la del agotamiento de muchas materias primas -en primer lugar el petróleo-, la de la mundialización y su desregulación, el desempleo, la del fin de las ideologías, y podríamos seguir así durante un buen rato. Todas estas amenazas influyen mucho sobre nuestra manera de vivir y nuestra capacidad de proyectarnos en el futuro, y a nivel emocional son seguramente generadoras de ansiedad.

Volviendo a la Pirámide de Maslow y siguiendo su lógica, parecería difícil hoy en el contexto Crisis/Facturas a pagar, poder llegar a lo que él define como Autorrealización. Sin embargo, hay muchos ejemplos de personas que poseen rasgos de autorrealización y no han tenido sus necesidades básicas satisfechas. Muchos de los mejores artistas sufrieron pobreza, deficiente crianza, neurosis y depresión. Otros como Victor Frankl nos han descrito cómo han podido sobrevivir física y moralmente en un campo de concentración nazi; otros nos enseñan todos los días cómo convivir con enfermedades físicas…

En definitiva, los humanos tenemos esa gran capacidad de adaptación llamada resiliencia, que a menudo nos permite construir un sentido, cruzar el río, para después hacer el puente o simplemente dar una explicación a lo que nos ocurre. Tenemos la capacidad de reinventarnos, de volver al juego sin ser ni demasiado optimistas o pesimistas, esta forma de trascendencia es nuestra mejor aliada.

Como personas tenemos que hacer como las organizaciones: establecer una visión de nosotros mismos a veinte años, nuestro propio proyecto y luego pelear por ello, adaptándonos, cambiando estrategias si es necesario, y ayudando a los demás, que es otra forma de trascendencia empática, una aliada indispensable. Gandhi decía: “La diferencia entre lo que hacemos y lo que seríamos capaces de hacer bastaría para resolver la mayor parte de los problemas de el mundo”.

Lo que escribo es más una necesidad de compartir y probablemente reconfortar y reconfortarme, sobre algo que intuyo y no sé explicar; la capacidad de entrever en estas crisis la oportunidad de dar los primeros pasos hacia una manera de vivir y convivir diferente. Una red de seres empáticos capaces; con la risa y el buen humor, de los que saben trasformar los dramas en molestias, conscientes del planeta en el que vivimos, de los miles de años de historia que le ha costado a la humanidad llegar hasta aquí, producir la primera evolución planetaria hecha sin necesidad de ningún monopolio, porque ya no tendrá razón de ser.

Entonces, puede ser que en las próximas décadas los científicos escriban sobre una generación que contribuyó a poner: “La pirámide de Maslow al revés”.

* Comments

Puntualidad, etnocentrismo y vuvuzelas

Posted on

No me gusta el fútbol.

Me explico: jugar, a lo que sea, me encanta.

Hacer deporte también, aunque mi cáracter poco competitivo, me haya privado de la profesionalidad, de los grandes triunfos y de estrepitosos fracasos.

Pero lo que no soporto es esa mezcla de poder económico, racismo, xenofobia, que rodea al fútbol. Ni esa acaparación de los medios de comunicación.

Hagan la prueba de cronometrar un telediario o repasar un periódico: ¿Qué tanto por ciento del mismo está dedicado al deporte? ¿Cúanto de lo dedicado al deporte es sólo fútbol? Y de ese espacio futbolero, ¿cúanto dedicado a lo la misma prensa denomina “grandes”? (no quiero citar nombres para evitar suceptibilidades).

Hace ya mucho años, durante la celebración de un concierto asesinaron impunemente a un hombre. Ese aciago hecho hizo que se ¡prohibieran! conciertos y festivales, lo que movilizó de forma pacífica a muchísima gente.

¿Cuántas peleas, agresiones y muertes se producen cada día de partido dentro y en las cercanias de los estadios?

¿Porqué tenemos que pagar la seguridad todos los contribuyentes?

¿Porqué se puede colapsar las arterias principales de una gran ciudad para que los aficionados aparquen sus coches en la vía pública?

Podría seguir, pero prefiero dejaros con un artículo del blog BOULESIS:

Puntualidad, etnocentrismo y vuvuzelas

Visto en:

· Blog de boulesis.com ·

Filosofia, deliberacion y pensamiento.