Ocho momentazos de Pixar

Remantando informes antes de poder coger las vacaciones… Necesitaba unos cuantos momentazos para aguantar:

Ocho momentazos de Pixar para mayores de edad

Publicado: 05/07/2015 09:59 CEST Actualizado: 05/07/2015 09:59 CEST
PIXAR UP

Imprimir

Del Revés, la última y aclamada película de Pixar, logró en su estreno en Estados Unidos la mejor recaudación para un estreno doméstico de una película original.

No es ningún secreto que las películas infantiles suelen intentar mantener despierto a su público de más de 12 años, pero Pixar va más allá de los pequeños guiños a los adultos para abordar temas como la nostalgia, el arrepentimiento y la paternidad. Estos son ocho de las escenas de las películas de Pixar más destinadas a los mayores que a los pequeños:

Ojo, si sigues leyendo puedes encontrarte algún ‘spoiler’

1. Toy Story 2: el montaje de When She Loved Me

El montaje es una herramienta cinematográfica, pero raramente se ejecuta con tanto sentimiento como éste de Toy Story 2. Jessie, la homóloga vaquera de Woody, recuerda la niñez y adolescencia de su querida compañera de juegos, Emily, quien al crecer pierde el interés por sus juguetes. Incluye todo lo que un montaje triste puede tener: una reflexión sobre el paso del tiempo, la pérdida de la imaginación infantil y Sarah McLachlan cantando la canción When She Loved Me (Cuando ella me amó).

toystoryjessie

2. Monstruos, S.A.: Boo aterrorizada por Sully

Muchos de los momentos más emotivos de Pixar tratan sobre la relación padres e hijos de alguna manera (en este caso, sobre un monstruo-pseudo-padre-adoptivo). Después de que Sully asuste a Boo sin querer, la pequeña niña de coletas retrocede ante su amado Kitty —así es como lo llama— del susto. Sully intenta ganarse de nuevo su confianza a la vez que intenta protegerla a ella, a él y a su sustento. Una película sobre la explotación de la infancia que trata sobre algunas angustias muy reales.

booscared

3. Buscando a Nemo: Dory le da a Marlin una lección de vida

Aunque el pequeño pez payaso es un niño, el verdadero protagonista de la película es su padre, Marlin, que se recorre el Océano Pacífico para encontrar a su hijo desaparecido. Marlin, cuya mujer con cientos de embriones fallece anteriormente en la película, está comprensiblemente tenso y pesimista. Cuando todo parece perdido, su compañera de viaje Dory le da un consejo universal y eterno: “¡Sigue nadando!”. Ese mantra es válido para el público de todas las edades y los adultos más cínicos quizá sean los que más necesiten ese consejo pegadizo.

4. Los Increíbles: Bob y Helen trabajan en su matrimonio

Sobre el papel, Los Increíbles puede parecer la típica historia de superhéroes. Pero, según la crítica de Peter Travers en Rolling Stone, “no todos los dibujos tratan la crisis de la mediana edad, la disfunción conyugal, la negligencia infantil, los miedos, los falsos pasos y la angustia existencial”. El énfasis de la película en los problemas matrimoniales es especialmente extraña en una cinta para niños. Bob y Helen Parr se esfuerzan por salvar al mundo… y su matrimonio.

5. Wall-E: toda la historia de principio a fin

Wall-E debió haber sido difícil de vender para las audiencias de menor edad, dado que supone una reflexión silenciosa sobre el consumismo y el inevitable y distópico fin del materialismo humano. Sin embargo, el resultado final es una obra maestra, con detalladas caracterizaciones y enorme belleza visual. El arranque de la película, casi sin palabras, es una parte que muestra especialmente bien que Pixar cuenta historias, aunque esta es probablemente la más apreciada por los adultos.

6. Up: Carl reflexiona sobre la vida

Si el poder de una película se pudiera medir según las lágrimas de su público, posiblemente Up sería una de las mayores cintas de todos los tiempos. Este hit de 2009 es una mezcla de historia de aventuras con un toque triste. La pérdida de la esposa es una trama muy dura para una película infantil, pero Up sabe contarla con la dosis justa de frivolidad. Cuando Carl lee el mensaje que Ellie le dejó en su libro (“Gracias por esta aventura juntos. Ya es que hora de que vivas una nueva tú solo”), Pixar arranca las lágrimas finales en esta profunda historia sobre el dolor, la aceptación y perros que hablan.

7. Toy Story 3: Andy deshaciéndose de sus juguetes

Por unos momentos, parecía plausible que esta franquicia pudiera acabar con la brutal muerte de sus protagonistas. Después de que Woody y sus amigos consiguieran escapar de su amargo destino, se encontraron con algo mucho más sutil y agridulce. Cuando Andy da sus juguetes a Bonnie, juega con ellos una última vez y se va a la universidad, con lo que la trilogía alcanza una conclusión satisfactoria. Así que, obviamente, van a hacer una cuarta entrega.

andytoystory3

8. Del Revés: Riley se pone triste

Del Revés captura el momento exacto de la pubertad en el que la vida interior se convierte en un desastre incomprensible. Tristeza, la heroína inesperada, da una lección de salud emocional mientras está en la mente de Riley.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue originalmente publicado en la edición estadounidense de ‘The Huffington Post’ y ha sido traducido del inglés.

Humor y TICs

En esta mañana de nieblas, y a la espera de que deje paso a una espectacular tarde de viernes de paseíto, os dejo una viñeta muy graciosa.

Dedicada a la generación de mis padres, y algunos más jóvenes, que aunque les cuesta enfrentarse al mundo de las TICs, lo siguen intentado día a día:

Humor y Derechos Humanos

os dejo aquí un enlace a la web de AMNISTÍA INTERNACIONAL, dónde poder ver muchas viñetas, que a través del humor nos hacen reflexionar sobre los derechos humanos.

Muy útil para trabajar con l@s alumn@s.

Pincha en el enlace de abajo para acceder:

HUMOR Y DERECHOS HUMANOS

¡No tiene gracia!

Visto en INTEGRACTUA

“En realidad no tiene gracia”

Hoy destacamos la campaña de sensibilización de Cruz Roja, “En realidad no tiene gracia”, cuyo objetivo es promover la gestión de la diversidad cultural y la igualdad de trato entre la ciudadanía y el mundo empresarial a través de la ironía.


¡Nos encanta! Una iniciativa relamente muy creativa a la que se han sumado algunas de las personas más relevantes del mundo del humor para invitar a reflexionar sobre la falta de igualdad de oportunidades de acceso al mercado laboral a la que tienen que hacer frente personas con diferentes perfiles: mujeres, mayores, inmigrantes…, desde el humor más delirante.

Así, enmarcadas en esta campaña, encontramos diferentes viñetas trazadas por el afilado lápiz de personalidades como Forges, Gallego & Rey, Mariel Soria y Manuel Barceló, Mingote, Nani Mosquera o Vergara; y cuñas radiofónicas de Anabel Alonso, Florentino Fernández y Gomaespuma.

¡Te invitamos a que entres en www.enrealidadnotienegracia.org y las descubras!

i

 

Un millón de Sonrisas

UN MILLÓN DE SONRISAS

La sala estaba a rebosar, pero solamente cabían quinientos.

Dos años después de abandonar los micrófonos de uno de los programas más populares de la radio española, se juntaron en el escenario.

A beneficio de la fundación que lleva su nombre, Gomaespuma, y que regala felicidad a niños necesitados …de Nicaragua y Sri Lanka.
Estuvieron como nunca.

Divirtieron como siempre.

Si no conseguiste entrada, ésta es tu oportunidad.

Si crees que les debes alguna que otra sonrisa, esta es la ocasión de devolverles el favor.

NECESITAMOS 1.000.000  DE REPRODUCCIONES.

Si lo conseguimos, IBANESTO se ha comprometido a financiar los proyectos que la FUNDACION GOMAESPUMA tiene para ayudar a los niños de las calles de Managua y a los huérfanos de Batticaloa.

Velo y velo y vuélvelo a ver, como los peces en el río y, en cuanto puedas, corre la voz y por favor, reenvíaselo a todos tus amigos.

Los Payos Ranger te dan la gracias.

Humor

venga, que hoy estoy graciosito! jajajaa

Ahora os dejo un monólogo de Quique San Francisco:

El otro día tuve que ir a recoger a mi sobrino al colegio. Y me quedé alucinado. ¿Se han fijado en cómo salen los niños de la escuela? Es algo espeluznante. Salen despavoridos, corriendo en cualquier dirección, como endemoniados, empujándose y gritando… como huyendo de algo, que piensas: ¿qué les harán ahí dentro?

Yo recuerdo que de pequeño no salía del colegio de esa forma tan violenta. Francamente, yo la mayoría de las veces… ni entraba. A mí me decían:
– Enriquito: si quieres ser un hombre de provecho, vas a tener que estudiar un poco más.

Y yo les decía:
– Vale, pero si no quiero serlo, ¿puedo seguir como hasta ahora? Pero a ellos les da igual, te cargan con un mochilón… ¡así de grande!, y te dicen que todo eso te lo tienes que meter en la cabeza… ¡Pero qué empeño en meterme cosas en la cabeza! ¿No se dan cuenta de que no cabe? Además, en el colegio se aprenden muchas cosas inútiles.

Por ejemplo: ¿para qué se tiran tres meses enseñándote a diseccionar una rana?… Coño, ¡que te enseñen a pelar una gamba!

¿Y las matemáticas? Para empezar, te enseñan los conjuntos: estaban los conjuntos conjuntos y los conjuntos disjuntos. Muy bien, me ha sido muy útil en mi vida saber esto.

Ahora, el que cambió mi vida fue el conjunto vacío: le enseñaba las notas a mi madre y ella me decía :
– Enriquito, ¿y este cero en matemáticas…?
– Mamá, no seas antigua, esto no es un cero, es un conjunto vacío.

Luego te enseñan a sumar, restar, multiplicar, dividir.. Y dices: ‘Ahora me enseñarán a pedir un crédito en el banco…’ Pero no. Lo que te enseñan es la raíz cuadrada… ¡Ay, amigos! ¡Qué gran tema la raíz cuadrada! ¡Lo bien que me ha venido a mí saber calcular la raíz cuadrada…! Sin ir más lejos la he usado… nunca. Francamente, ¿a ustedes no les parece que ha llegado el momento de plantear este asunto al Gobierno? La raíz cuadrada tendría que ser voluntaria, como la mili.

Y luego llegaba el profesor y decía:
– Chicos, os voy a poner unos problemas.
Pues… cojonudo: Llevo una mochila de ocho kilos, me llaman Carabesugo, me roban el bocadillo… ¡Y encima viene este tío a ponerme más problemas! Y dictaba:
– Si Pedrito tiene seis manzanas, viene su hermana y le quita dos, viene su primo y le quita otras dos y luego el perro se come una… ¿Cuántas manzanas tiene Pedrito? Pues no lo sé, pero, francamente, si quiere mi opinión…. Pedrito es gilipollas.

Otra cosa que te enseñaban era el latín y el griego, las lenguas muertas… ¿A ustedes les parece bien que les enseñen lenguas muertas a los niños? ¡Con razón por la noche no pueden dormir!

¿Y la sinalefa? ¡Eso tiene que ser una guarrada! Yo me negué a estudiarla…

Y hablando de cochinadas: también te enseñaban los gases nobles… Mire usted, a mí me parece muy bien que los nobles se tiren sus gases como todo el mundo, ¿pero es necesario estudiarlos?

La clase de música… Muy bien, en casa no te dejan gritar ni jugar al balón en el pasillo, pero puedes soplar la flauta hasta que se te salgan los higadillos. Y tu madre ni mu… Total para aprender a tocar ‘Debajo un botón, ton, ton…’

Por no hablar de la clase de gimnasia… ¿De qué te va a servir en la vida saber dar una voltereta? ¿Y saltar el potro? ¿Se imaginan que en un debate entre Rajoy y Zapatero. Rajoy dijese: ‘Señor Zapatero, usted va a subir las pensiones y va a bajar la gasolina, pero, ¿sabe saltar el potro…? Déjese de demagogias… Salte el potro señor Zapatero, salte el potro’

La única vez que yo estuve atento en el colegio fue cuando explicaron la reproducción humana. Aunque tampoco me sirvió de mucho: primero te hablaban de un guisante… después de unas abejas que salían de su colmena y llevaban el polen por ahí.. Y luego te enseñaban unos dibujitos de una pareja en pelotas… Que yo pensaba: ¿Y aquí quién de los dos tiene el guisante…?’

Pero ahí no se acababa el follón, porque yo sabía que había una cosa que se metía en algún sitio… Y además estaba la cigüeña… Con lo que me fui a mi casa pensando que la reproducción humana consistía en que una cigüeña metía un guisante en una colmena y una abeja lo esparcía… Muy bien… Yo no quiero molestar, pero entonces. ¿Para qué me sirve a mí la polla?

En fin, amigos, que según lo que nos enseñaban en la escuela, un hombre de provecho es un tío que habla lenguas muertas, come guisantes, da volteretas y toca la flauta… ¡Coño, este tío es Kung Fu!