Guías sobre Ciberbullying y Grooming

Guías SOS contra el ciberbullying y el grooming para padres y educadores
Infocop |

El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), organismo dependiente de Red.es y del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, ha puesto a disposición de padres y educadores tres nuevas guías sobre ciberbullying y grooming.

El acoso a los menores a través de las nuevas tecnologías se ha convertido en un problema muy frecuente hoy en día, debido a que los menores acceden cada vez a edades más tempranas a estos medios, sin recibir formación sobre los peligros y riesgos que supone el uso de las nuevas tecnologías.

En la protección y prevención de casos de ciberbullying (acoso a menores a través de los medios telemáticos) o grooming (acoso sexual a menores por parte de adultos utilizando medios tecnológicos), los padres y educadores juegan un papel esencial, de tal manera que pueden detectar posibles abusos de manera temprana y enseñar medidas de seguridad para navegar en la Red.

Las guías SOS elaboradas por INTECO pretenden servir de pautas de “primeros auxilios” en estos casos. Una de las guías está dedicada al ciberbullying para padres, otra para educadores y una tercera al grooming. A través de estas herramientas, se proporcionan las claves para detectar casos de posible abuso (a través de los síntomas más frecuentes que suelen mostrar los menores), y los pasos que pueden dar padres y educadores si se confirma la sospecha (dónde denunciar, qué tipo de pruebas aportar, etc.). Además, detallan las medidas que pueden adoptarse desde el hogar y la escuela para prevenir que ocurran estos casos, y cuya puesta en marcha es fundamental desde el momento en que los menores empiezan a tener acceso a las nuevas tecnologías.

Las Guías SOS contra el ciberbullying y contra el grooming, se acompañan de unos trípticos y pósters en formato cómic, que pueden resultar de utilidad como material de apoyo educativo para afianzar los conocimientos sobre seguridad en la Red.

Se pueden descargar las guías en los siguientes enlaces:

Guía SOS contra el Ciberbullying para padres

Guía SOS contra el Ciberbullying para educadores

Guía SOS contra el Grooming para padres y educadores

 

Artículos Relacionados
“Yo controlo”, recursos educativos para la prevención del ciberbullying y la privacidad en la Red para adolescentes
Guía de actuación ante el ciberacoso, del Ministerio de Industria, Energía y Turismo
GUÍA CONTRA EL CIBERBULLYING DEL DEFENSOR DEL MENOR
SE PUBLICA NUEVA GUÍA LEGAL SOBRE CIBERBULLYING Y GROOMING

La responsabilidad en el niño y el adolescente

La responsabilidad en el niño y el adolescente

La responsabilidad es un hábito muy valorado en las escuelas, y también constituye un objetivo a lograr. Este tema está relacionado con el de los límites ¿Cómo contribuir a formar un sentido de ellos? ¿Cuál es el significado de las recompensas? ¿Cómo se lleva a cabo el aprendizaje de la responsabildad?
 

Enseñar a los niños a ser responsables requiere un ambiente especial en el hogar y en la escuela. Se trata de conseguir un ambiente que les ofrezca información sobre las opciones entre las que deben escoger y las consecuencias de cada una de ellas, y que les proporcione también los recursos necesarios para elegir bien.
La responsabilidad es la habilidad para responder; se trata de la capacidad para decidir apropiadamente y con eficacia, es decir, dentro de los límites de las normas sociales y de las expectativas comúnmente aceptadas. Por otro lado, una respuesta se considera efectiva cuando permite al niño conseguir sus objetivos que reforzarán sus sentimientos de autoestima.
La responsabilidad conlleva, en cierta forma, ser autosuficiente y saber defenderse. Estas son dotes propias de poder personal que, según Gloria Marsellach Umbert en su artículo “La autoestima en niños y adolescentes”, significa tener seguridad y confianza en uno mismo y para ello es necesario ser responsable además de saber elegir, llegar a conocerse a uno mismo y adquirir y utilizar el poder en las propias relaciones y en la vida.
Para un niño es normal tener cierto temor a los límites, temor que desaparece conforme el niño va comprobando que límites y consecuencias se integran en un sistema coherente. Padres y educadores pueden contribuir a conformar el sentido de los límites de diferentes maneras:
·      Sabiendo claramente ellos mismos lo que esperan de los niños.
·      Exponiendo sus expectativas de manera que los niños las entiendan, incluyendo la asignación de responsabilidad acerca de tareas y deberes.
·      Averiguando si el niño entiende estas expectativas, bien haciéndolas repetir o bien guiándole mientras las cumple.
·      Estableciendo claramente los límites de tiempo razonables para realizar tareas o debes escolares, sin ambigüedades.
·      Explicando al niño las consecuencias de no hacer las cosas. Estas consecuencias deben aplicarse coherentemente, sin sentimientos de culpabilidad o remordimientos y sin hacer sufrir al niño. La coherencia es más importante que la severidad.
·      Redactando y colocando un cartel con todas las reglas y las obligaciones, de modo que no pueda alegarse como excusa “el olvido”
·      Participando padres y madres (cuando sea posible) en la explicación de las reglas al niño. Así sabrá que ambos las apoyan y mantienen.
·      Consiguiendo que todos los niños de la familia o de la clase tengan responsabilidades equiparables, con los ajustes necesarios en función de su edad y de sus habilidades particulares.
Un niño es responsable cuando sus actos coordinan, de forma creativa, sus propios objetivos con las necesidades de los demás. Para ello, los adultos tienen que ayudar al niño a obtener este equilibrio, a definir sus propios valores y a resolver las dificultades en función de sus propios sentimientos.
El niño que posea sentido de la responsabilidad cosechará éxitos cada vez con mayor frecuencia, y se beneficiará de las consecuencias positivas de esos éxitos.
Muchos padres creen que las recompensas por buen comportamiento son una especie de “soborno”, pero las recompensas de orden material (dinero, juguetes…) sólo se convierten en sobornos si son la única técnica que se utiliza para motivar a un niño.
Recompensas son aquellas cosas que el niño valora, cosas que desea o que necesita. Existen también recompensas que no son materiales que conviene recordar:
·      Hágale saber al niño, de palabra, mediante elogios, qué cosas ha hecho bien: “has limpiado tu armario estupendamente”
·      Proporciónele ese reconocimiento de forma espontánea, periódicamente, relacionándolo con los logros del niño: “¿Qué te parecería ir a comprarte un helado? La verdad es que has hecho un trabajo muy duro limpiando el cuarto de baño”
·      Apoye al niño cuando lo necesite: “Como me ayudaste ayer a limpiar el jardín, bien puedo yo ahora ayudarte a hacer los deberes”
·      Muestre interés por lo que hace el niño y anímele: “Ya que tienes que ir a una reunión de los boyscouts esta noche, yo me ocupo de lavar los platos”
·      Comparta con el niño algunas tareas de tanto en tanto, como reconocimiento a sus esfuerzos: “La verdad es que ayer dejaste tu habitación limpísima: ¿qué te parece si te ayudo a limpiarla hoy?
En ocasiones las responsabilidades de los niños producirán cierta incomodidad a los adultos. Los niños necesitan que los adultos sean pacientes y tolerantes.
El aprendizaje de la responsabilidad
A los niños que no sean considerados responsables de sus actos les será más difícil aprender de sus experiencias. Enseñar a los niños a ser responsables no quiere decir enseñarles a sentirse culpables. Los que tengan sentido de la responsabilidad poseerán los medios, las actitudes y los recursos necesarios para valorar con eficacia las diferentes situaciones y decidir de forma consecuente para ellos y para los que se encuentran a su alrededor.
Uno de los aspectos básicos de la enseñanza de responsabilidad a los niños es la cuestión: “¿Quién es el responsable de acordarse de las cosas?” Los niños pueden saber hacer las cosas y desear agradar a los padres pero si no han tomado sobre sí la responsabilidad de acordarse, no pueden ser responsables. Hay algunos artificios que estimulan al niño a recordar, tretas que pueden abandonarse conforme el niño crece y va siendo capaz de asumir mayores responsabilidades:
1.         Escriba las cosas y colóquelas en lugar visible.
2.         No les recuerde las cosas a los niños una vez esté seguro de que le han escuchado y entendido. Recordar las cosas a los niños se convierte en una mala costumbre de la cual los niños pasan a depender.
3.         Establezca costumbres lo más regulares posible. Cuando las cosas ocurren de forma predecible y regular, se incrementa la capacidad de recordar de los niños.
4.         No le dé miedo castigar al niño que se “olvida”.
5.         Acuérdese de lo que usted ha dicho. Si los padres lo olvidan, están otorgando al niño, tácitamente, permiso para hacer lo mismo.
Una vez que a los niños se les ha asignado ciertas obligaciones, los padres no deben confundirles ni fomentar la irresponsabilidad volviéndose a hacer cargo de las tareas encomendadas. Los padres relevan a sus hijos de sus responsabilidades si…
 …les recuerdan las cosas cuando ellos “se olvidan”
 …lo hacen ellos mismos porque “es más sencillo”
 …subestiman la capacidad de los hijos.
 …aceptan que los niños se califiquen a sí mismos de incompetentes o irresponsables.
 … hacen cosas por sus hijos para que ellos les quieran o para que no les hieran en sus sentimientos.
 …creen que sólo los padres que trabajan duramente y hacen un montón de cosas por los hijos son “buenos” padres.
¿Cómo enseñar a los niños a ser responsables?
Para enseñar a los niños a ser responsables tiene que existir un programa claro de recompensas y alabanzas que ofrezca respuesta a su comportamiento (aspecto este al que hemos hecho referencia anteriormente). Por otro lado, el niño seguirá siendo irresponsable si la respuesta que obtiene es la crítica excesiva, la exposición al ridículo o a la vergüenza. Los niños a los que se recompensa por ser responsables van desarrollando gradualmente la conciencia de que la responsabilidad y los buenos sentimientos están relacionados; y, con el tiempo, disminuye su necesidad de recompensas externas.
Las siguientes pautas nos pueden ayudar a responder la pregunta planteada en este apartado:
1.         Desarrolle la sensación de poder del niño.
Cuando se tiene sensación de poder se poseen los recursos, oportunidades y capacidades necesarias para influir sobre las circunstancias de la propia vida. Enseñar a los niños a ser responsables incrementa su sensación de poder.
2.         Ayude a los niños a tomar decisiones.
Los niños que han aprendido a ser responsables toman mejores decisiones que los que no han aprendido a serlo. Podemos contribuir a aumentar la capacidad del niño para tomar decisiones si ayudamos a:
• Resolver los problemas que crea la necesidad de tomar una decisión.
• Buscar otras soluciones.
• Seleccionar una de las alternativas mediante la valoración de sus consecuencias.
• Valorar la eficacia de las decisiones por medio de una discusión posterior.
3.         Establezca normas y límites.
4.         Utilice tareas y obligaciones para crear responsabilidad.
Tareas y obligaciones son cosas concretas: se puede especificar cómo, cuándo y quién debe hacerlas. Esto ayuda a desarrollar la capacidad de organización y manejar los propios recursos.
5.         Sea coherente.
Es la mejor forma de indicar al niño que los adultos dicen las cosas en serio. Los adultos coherentes ayudan a los niños a sentirse seguros. Cuando no existen normas claras y evidentes, no hay manera de ser coherente.
6.         No sea arbitrario.
Ser arbitrario significa hacer algo diferente de lo que se había dicho o hacer algo sobre lo que no se había advertido. Para evitar ser arbitrarios debemos aclarar lo que queremos, comunicar estas expectativas de forma sencilla y directa, y concretar cuáles son las consecuencias esperables si el niño actúa en consonancia o no con esas expectativas.
7.         Dé recompensas por ser responsable.
Un niño es responsable si
 …realiza sus tareas normales sin que haya que recordárselo en todo momento.
 …puede razonar lo que hace.
 …no echa la culpa a los demás sistemáticamente.
 …es capaz de escoger entre diferentes alternativas.
 …puede jugar y trabajar a solas sin angustia.
 …puede tomar decisiones que difieran de las que otros toman en el grupo en que se mueve (amigos, pandilla, familia, etc.)
 …posee diferentes objetivos e intereses que pueden absorber su atención.
 …respeta y reconoce los límites impuestos por los padres sin discusiones inútiles o gratuitas.
 …puede concentrar su atención en tareas complicadas (dependiendo de su edad) durante cierto tiempo, sin llegar a situaciones de frustración.
 …lleva a cabo lo que dice que va a hacer.
 …reconoce sus errores.
Fuente
Escuela de Padres
MEC
Ministerio de Educación de España

Guías contra grroming (acoso sexual por internet)

Cómo evitar que los menores sufran grooming (acoso sexual por Internet)

06/11/2013

Internet puede entrañar riesgos para los jóvenes. Uno de ellos es el grooming, el acoso sobre un menor a través de la red con un objetivo sexual. Dales herramientas para que hagan un uso eficaz de Internet y eviten cualquier contacto con posibles acosadores.

¿Qué es el grooming?

El grooming es el conjunto de acciones que realiza una persona sobre un menor a través de las nuevas tecnologías con una finalidad sexual.

El objetivo puede ir desde la obtención de imágenes en situaciones sexuales hasta el intento de establecer un encuentro con el menor para abusar de él.

¿Quién puede sufrirlo?

Cualquier usuario de Internet puede sufrir acoso sexual, pero a más conocimiento sobre este tema y sobre cómo actuar mayor es la seguridad. Es importante concienciar a los menores sobre el riesgo que entraña compartir en Internet o enviar por móvil imágenes íntimas o comprometidas, ya que puede tener consecuencias no deseadas y dañinas y pueden llegar a difundirse entre los amigos, familiares, profesores, etc. y circular por Internet por mucho tiempo.

Tipos de acosadores:

  • Acosador directo. Participa en chats, foros y redes sociales para identificar a menores y establecer contacto. Cuando lo ha hecho, les realiza propuestas de “sexo virtual”, les pide imágenes o presiona para que conecten la cámara web.
  • Acosador oportunista. Elige a sus víctimas por las fotos con contenido sexual que encuentra a través de Internet y las convierte en su objeto de acoso. Realiza un fuerte chantaje sobre el menor, con la amenaza de difundir las imágenes o vídeos en la red o incluso con sus amigos y familiares.
  • Acosador específico. Su objetivo es obtener imágenes sexuales del menor y establecer contacto sexual con él. Se trata de un pedófilo que dedica tiempo a una primera fase de acercamiento, para ganarse progresivamente la confianza del menor.

Dado que los acosadores específicos son los más difíciles de identificar, a continuación se ofrece información sobre las fases que llevan a cabo para acosar a los menores (aunque hay que tener en cuenta que no todos los acosadores las siguen exactamente).

Fases del acoso:

  • Enganche: en esta primera fase el acosador hará preguntas sobre la edad y localización, e intentará conocer sus gustos para adaptarse a ellos y generar identificación (aportando información falsa sobre aficiones, edad, etc.). Su objetivo es ganarse la confianza del menor.
  • Fidelización: en esta fase el acosador querrá asegurarse que el menor quiere seguir hablando con él. Conversará sobre temas de interés de la víctima, intentará que ésta le hable de su situación familiar, relaciones… para convertirse en su “confidente”.
  • Seducción: el acosador utiliza toda la información para seducir y manipular. Aparecerá el sexo en las conversaciones, las fotos, la cámara web… Posiblemente enviará fotos de otros menores haciéndose pasar por ellos para provocar un sentimiento de culpa si el menor no hace lo mismo.
  • Acoso: el acosador ya dispone de información (gustos, preocupaciones, situación familiar, fotografías…) con la que chantajear, amenazar y manipular al menor para establecer una relación sexual (física o virtual).

El chantaje es común en todos los casos de acoso: cuando el acosador tenga imágenes comprometidas, amenazará y manipulará con su difusión para conseguir sus objetivos.

El Centro de Seguridad en Internet para los menores –integrado en el Safer Internet Program de la Comisión Europea-  ha creado la línea de ayuda “Que no te la den” para la prevención del acoso sexual de menores.

Consejos para prevenir el grooming

La organización PROTEGELES proporciona a las víctimas abogados y psicólogos para acompañarlas, ayudarlas y asesorarlas, y ha elaborado el siguiente decálogo de consejos para prevenir el grooming:

  1. Rechaza los mensajes de tipo sexual o pornográfico. Exige respeto.
  2. No debes publicar fotos tuyas o de tus amigos/as en sitios públicos.
  3. Utiliza perfiles privados en las redes sociales.
  4. Cuando subas una foto en tu red social asegúrate de que no tiene un componente sexual. Piensa si estás dispuesto/a a que esa foto pueda llegar a verla todo el mundo y para siempre.
  5. No aceptes en tu red social a personas que no hayas visto físicamente y a las que no conozcas bien. Si tienes 200, 300 o 500 amigos estás aceptando a personas que realmente no son amigos ni familiares tuyos.
  6. Respeta tus propios derechos y los de tus amigos/as. Tienes derecho a la privacidad de tus datos personales y de tu imagen: no los publiques ni hagas públicos los de otros.
  7. Mantén tu equipo seguro: utiliza programas para proteger tu ordenador contra el software malintencionado.
  8. Utiliza contraseñas realmente privadas y complejas. No incluyas en tus nicks e identificativos datos como tu edad, etc.
  9. Si se ha producido una situación de acoso guarda todas las pruebas que puedas: conversaciones, mensajes, capturas de pantalla…
  10. Si se ha producido una situación de acoso NO cedas ante el chantaje. Ponlo en conocimiento de tus padres, pide ayuda al Centro de Seguridad en Internet para los menores.

Referencia bibliográfica:

Que no te la den. Helpline para la prevención del grooming o acoso sexual”. Protegeles,2013. [acceso 15 de octubre de 2013].

Webs recomendadas

Manual

 
 

Guía de actuación contra el ciberacoso.  Padres y educadores

 
VV.AA.
 
Instituto Nacional de las Tecnologías de la Información. 

Ministerio de Industria, Energía y Turismo, 2013


 
Guía S.O.S contra el Grooming. Padres y educadores.
 
VV.AA.
 
Instituto Nacional de las Tecnologías de la Información. Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

La problemática adolescencia

La problemática adolescencia

Juventud

Los padres, educadores y la sociedad en general cometemos una serie de errores que provocan, aún más, el que los jóvenes sean capaces de poder salir de ese “mar de dudas” que padecen en su etapa de adolescencia. Son muchos los problemas que tienen los jóvenes españoles y europeos en esa complicada etapa de su vida que se denomina adolescencia. Pero antes de señalar algunos de esos problemas quiero señalar, en primer lugar, lo que se entiende por adolescente.
La adolescencia es un periodo de la vida que transcurre entre la infancia y la edad adulta. Lo que caracteriza fundamentalmente a este periodo son los profundos cambios físicos, psicológicos, sexuales y sociales que tienen lugar entre los 12 a 18 años y que correspondería a la etapa educativa de ESO y BACHILLERATO.

Algunas de las dificultades de esta complicada etapa que todos hemos padecido son innatas a la naturaleza humana como las transformaciones corporales pero otras depende de los padres y educadores el que puedan superar la adolescencia con el menor trauma posible. Comentaré, de forma sucinta, las más importantes:

   LA FORMACIÓN CORPORAL E IMAGEN CORPORAL.

En la edad adolescente el cuerpo de las chicas y chicos se transforma radicalmente respecto del cuerpo del niño o de la niña. A las niñas les aumenta las mamas y entra en la etapa menstrual. Tanto a los chicos como a las chicas les crece el órgano sexual y se empieza a activar su organismo reproductor, así como también les sale el vello entorno a sus órganos sexuales y en determina das partes del cuerpo; aumentan de altura y peso y cambia el tono de voz, entre otras signos destacables a esta edad. Estas serían algunas de las características que el sujeto adolescente contrasta continuamente con sus pares, esto en aras de lograr una identificación, unos parámetros de “normalidad” en el desarrollo físico, como ejercicio continuo que le servirá para integrar a su identidad, su esquema corporal.

Por otra parte la imagen corporal solo se logra en la continua comparación y contraste con los otros. El sujeto en edad infantil experimenta observando y tocando el cuerpo de otros niños tanto del mismo sexo, como del sexo opuesto; el individuo adolescente se compara continuamente con sus pares. Las características sexuales secundarias brindadas por el paso biológico de la pubertad son de continua comparación y semejanza entre ellos.

Forjar una imagen corporal positiva y saludable, es una tarea muy impor tante para el adolescente, puesto que repercutirá tanto en su autoestima como en la confianza que tendrá en sí mismo.

   LA SEXUALIDAD.

En nuestra cultura consumista, las actitudes y las conductas sexuales de los jóvenes adolescentes han cambiado radicalmente. Los adolescentes cada vez tienen actitudes más liberales y se atribuyen, con más frecuencia y convicción, el derecho a tener relaciones sexuales. De hecho, en la actualidad, ponen me nos condiciones para acceder a las relaciones sexuales, limitándose, en nume rosos casos, a decir que basta que ambos quieran. Hay, en todo caso,un grupo importante que considera que es necesario el afecto, especialmente en las chicas.Y otro,mucho más pequeño,que pone como condición que estén compro metidos.

Además, un número importante de adolescentes acceden cada vez más pron to, en relación con el pasado inmediato, a las relaciones sexuales coitales. Aproximadamente la mitad de los adolescentes españoles han tenido al menos una relación sexual, antes de los 16-18 años.

Estas relaciones sexuales, en la primera etapa adolescente, puede generar una serie de problemas como: embarazos no deseados, enfermedades venéreas, desviación de los objetivos prioritarios, desengaños amorosos que pueden terminar en que los adolescentes deriven en el consumo de drogas, etc.

   LA SOBREPROTECCIÓN.

Cuando las familias españolas eran numerosas, es decir, constituidas por el padre, la madre y cuatro o cinco hijos, los padres no podían dedicar excesivo tiempo en el cuidado individual de cada uno de ellos. Hoy en día el índice de fecundidad de España está en 1,3 hijos por mujer, lo que supone uno de los índices más bajos del mundo.

El que muchas familias tengan solo un hijo provoca en los cónyuges una excesiva sobreprotección de su hijo que, para no perderlo, lo miman y cuidan en exceso, creyendo todo lo que les diga y culpando al centro o a los educado res de los fracasos escolares que pueda tener. En caso de tener éxito en sus estudios ello se debe a que es un hijo modélico, inteligente y estudioso.

Si ambos padres trabajan su único hijo se quedará casi todo el día en el colegio (de 8 a 6 de la tarde, incluyendo la hora de comedor) y será éste el culpable del posible fracaso escolar. Los abuelos suplantarán a los padres en su labor educativa que, como todos sabemos, difícilmente podrán con su nieto y para tenerlo “contento” le permitirán que estudie poco, vea la televisión o juegue por Internet.

Los padres y abuelos procurarán resolverle todos los problemas sin que el adolescente tenga que preocuparse por nada e incluso le permitirán todo tipo de caprichos al igual que el vecino de enfrente.

Las consecuencias de la sobreprotección son fundamentalmente cuatro:

Retrasa el inicio de la adolescencia.

Acobarda al adolescente ya que llega mal entrenado por el hecho de que no conoce las propias limitaciones.

Acentúa su dependencia respecto de un entorno de amigos en el cual busca la sustitución de las sobreprotección familiar.

Dificulta la llegada a la madurez autónoma que define la identidad sólida con que el adolescente debería llegar a la juventud.

   EL EXCESO DE ESTÍMULOS.

Podemos afirmar que un estímulo es aquello que posee un impacto o influencia sobre un HYPERLINK “http://definicion.de/sistema” \t “_blank”sistema. En los seres vivos, el estímulo es aquello que origina una res puesta o una reacción del cuerpo. La noción de estímulo está vinculada al verbo estimular, que significa provocar la concreción de algo o dar inicio a una actividad, labor, operación o HYPERLINK “http://definicion.de/funcion/” \t “_blank”función.

Indudablemente se debe estimular al adolescente, más por el esfuerzo que ha empleado que por el resultado obtenido. Es necesario conseguir que la aprobación de sus padres tenga para él más importancia que una entrada al cine o a un concierto. El adolescente aprecia gustoso el esfuerzo cuando le va le nuestra aprobación. Hay impulsos que son más bien tímidos deseos, impul sos que no saldrían de ese estado si no fueran auxiliados por las personas de alrededor. Un aplauso oportuno da valor y confianza a quienes dudan. Una de las cosas que más animan al joven es decirle cuando ha realizado algo bueno: “Sí, tienes razón”, y recordárselo hábilmente si hay ocasión: “como tú acabas de decir” o “como decías antes”. Reconocerle al adolescente sus progresos es animarlo a hacer otros nuevos.

Hay casos en que los padres o educadores hemos de utilizar el amor propio del joven; por ejemplo: “Intenta hacer tal esfuerzo; es difícil, pero creo que tú si podrás conseguirlo.”

En todo caso debemos evitar hacer elogios que conduzcan al joven a creerse mejor que los demás. Lo mejor es demostrarle los progresos que ha hecho so bre sí mismo, dándole a entender que puede hacer más todavía.

Debe evitarse el alabar sin reserva al joven.El alabarle un poco es a veces ne cesario. Démosle testimonio de nuestra estima: “He creído siempre que eras capaz de eso y de mucho más.” Animémosle; pero no le tratemos como si fuera una perfección confirmada en gracia. El adolescente a quién se le dice sin tino y sin medida todo lo bueno que de él se piensa, corre el peligro de engreírse y llegar a ser un “pavo real”, fatuo y orgulloso.

Puede traducirse el estímulo a un joven en una recompensa material: entrada a un concierto, dinero o comprarle algún juego de ordenador. Pero no abusemos: es una solución fácil. Uno de los peligros de este método es el de mercantilizar y materializar los esfuerzos de orden moral que deben encontrar su sanción fundamentalmente en la aprobación de las personas que le rodean y en la satis facción de la propia conciencia.

El exceso de estímulos entre los adolescentes y la pérdida de referencias inter nas o externas llevan al individuo a estados de disociación, fragmentación y sentimientos de pérdida del control de la realidad, es decir, a fantasías imposi bles de llevar a la práctica.

   LA FALTA DE VALORES.

El mundo de los valores es amplio, complejo y en constante transformación. En cada época aparecen nuevos valores o los viejos valores cambian de nombre. Todos somos libres, además, de escoger nuestros valores y darles el orden y la importancia que creamos correctos de acuerdo a nuestra manera de ser y de pensar.

Los jóvenes de la actualidad en ocasiones toman el “relajo” como falta de serie dad o desorden HYPERLINK “http://www.monografias.com/trabajos11/fuper/fuper.shtml”personal. Tenemos que tomar HYPERLINK “http://www.monografias.com/trabajos11/estacon/estacon.shtml”conciencia y darnos cuenta que un momento de “relax” es bueno, pero debe ser en su momento y no relajarse por un tiempo excesivamente largo olvidándose de los deberes contraídos.

A los jóvenes de la actualidad no les gusta sentirse solos y por eso siempre buscan a otros, por eso aman las fiestas y las reuniones públicas.Se ha compro bado que la diversión es buena para la salud, para evitar el estrés, HYPERLINK “http://www.monografias.com/trabajos13/depre/depre.shtml”depresión, ansiedad, siempre y cuando sea llevada con respeto, libertad y sobre todo responsabilidad en el actuar durante la fiesta o diversión.

Hay valores universales que se deben de tener en cuenta y que, parece ser, que los jóvenes de hoy en día no valoran lo suficiente o no los tienen en cuenta. Ninguno debemos de estar exento de estos valores, tales como: res- ponsabilidad, libertad, igualdad, respeto, tolerancia, humildad, prudencia, etc. Estos valores son fundamentales para llegar a alcanzar una vida en plenitud.

La carencia de esta escala de valores, yo diría que fundamentales, junto con la cultura del ocio, que veremos a continuación, pueden arrastrar a muchos adolescentes a un excesivo consumismo, egoísmo, alto grado de insolidaridad y consumo de todo tipo de drogas.

Algunos jóvenes adolescentes creen que todo es válido que el fin justifica los medios y que su libertad es total, sin darse cuenta que su libertad ha de ir pareja a la de los demás, respetando a sus propios compañeros, vecinos y personas mayores que no son una carga sino un “pozo de sabiduría” del que todos deberíamos acercarnos a beber. Si no es así, si los jóvenes desprecian a los mayores, a las personas que no comparten nuestras ideas, a los inmigrantes caerán en posturas autoritarias y racistas, como podemos comprobar en algunas ciudades españolas y europeas en estos últimos años.

La tradicional escala de valores cristianos se han intentado suplantar por otros valores laicos o éticos y pienso que hemos quedado a medio camino, de tal forma que los principios cristianos cada vez son seguidos por un menor número de jóvenes y los principios éticos tampoco han arraigado en exceso por lo que estamos en una etapa en la que los jóvenes no saben a qué valores ajustarse. Los cristianos los han rechazado y los ético morales no han sabido suplantar, al menos totalmente, a los anteriores. Lo peor para el adolescente es esta especie de “anarquía moral” que provoca reacciones violentas espontáneamente, máxime cuando la crisis económica se ceba en ellos fundamentalmente.

   LA CULTURA DEL OCIO.

Actualmente la relevancia del disfrute del tiempo libre es tal que la práctica del ocio es considerada como un derecho fundamental y una forma de expresión de la libertad de todo persona. Así, la Declaración Internacional de Derechos Humanos (Artículo 24) lo incluye como uno de los derechos básicos de las personas (Naciones Unidas, 1948), y como tal, en nuestro país se halla protegido constitucionalmente (Constitución Española, Artículo 123, IV). Es por tanto equiparable al resto de derechos que nos amparan, como por ejemplo: el derecho a la salud; a la libertad; a un trabajo digno, remunerado y socialmente útil; etc. Entre otros, este aspecto básico queda igualmente recogido en los do cumentos de referencia internacional en este ámbito y que han sido consen suados en el seno de la –Asociación Mundial de Ocio y Recreación-(World Leisure & Recreation Association, 1993 y 2000).

En la definición de ocio ofrecida por la Real Academia Española de la Lengua (RAE), se incorpora tanto el sentido romano otium (que enfatiza el concepto no productivo), como: 1.“Cesación del trabajo, inacción o total omisión de la activi dad”,como en el griego (que enfatiza el concepto de expansión del espíritu). 3. “Diversión u ocupación reposada, especialmente en obras de ingenio, porque estas se toman regularmente por descanso de otras tareas”.

La importancia del grupo de iguales como instrumento clave de experimentaci ón y desarrollo de la propia identidad, de conductas y de identificación con unos valores determinados, ha sido suficiente y ampliamente descrita por toda la literatura científica del último medio siglo, tanto por la psicología evolutiva,co mo por la psicología social. En este marco, no constituye sorpresa alguna cons tatar que, de acuerdo a los datos del Injuve, salir/reunirse con los amigos, junto con escuchar música, aparezcan como las dos actividades más prevalentes en todos los años estudiados entre los adolescentes españoles alcanzando, en 2007, al 92% del total.

En lo referido al ordenador, una amplia mayoría de adolescentes dispone de un ordenador para uso personal. En un estudio reciente realizado en una muestra representativa de jóvenes entre 15 y 25 años residentes en las Comunidades Autónomas de Andalucía y Madrid, puede observarse que el 69,15% dispone de conexión a Internet desde el ordenador de su casa, y un 43% puede conectarse desde su propia habitación (Rubio Gil, 2009).

Existen algunas conductas relacionadas con el ocio que, objetivamente conlle van un incremento de la probabilidad de exposición a situaciones indeseadas. Las conductas relacionadas con el ocio son el resultado de la interacción de múltiples factores de carácter psicológico, familiar, económico, social y cultural, entre otros. Es en este complejo contexto donde aparecen, algunas veces y de forma experimental, ciertas conductas de riesgo vinculadas al ejercicio del ocio. En el contexto lúdico, la percepción de peligro en relación a estas situaciones puede disminuir debido a la presencia y asistencia del grupo de referencia (Camacho et al., 2001) y pueden asociar con atributos positivos.

Se pueden dar comportamientos entre grupos de adolescentes que, conllevan potenciales consecuencias negativas para la salud, la seguridad o el desarrollo personal, de los adolescentes.En este marco, el riesgo asumido durante la ado lescencia y la temprana juventud que puede desarrollarse en contextos de ocio, además de ser en sí mismo relevante, conlleva la posibilidad de que las conduc tas o situaciones de riesgo que se producen en edades tempranas, incremen ten la probabilidad de exposición a:

A)Daños a corto plazo:por ejemplo discapacidad o mortalidad prematura relacio nada con accidentes de tráfico en los que interviene el consumo de alcohol y/u otras drogas.

B)Situaciones vitales no pretendidas: por ejemplo sufrir una intoxicación aguda por ingesta desmedida de alcohol o consumo de otras drogas; involucrarse en un episodio de violencia no pretendido; o tener que afrontar un embarazo no deseado.

C)Desarrollo de problemas de salud o dependencia a medio o largo plazo: por ejemplo un problema de adicción al alcohol u otras drogas, o alguna enferme dad relacionada con el abuso de drogas.

Cualquiera de estas situaciones puede afectar, disminuir o poner en peligro a corto, medio o largo plazo, tanto las potencialidades de una persona, como su bienestar y su salud, así como dañar o perjudicar a quienes tiene a su alrede dor. Se sabe de muchos adolescentes drogadictos que son capaces de pegar a sus propios padres para sacarles dinero y comprar unas rallas de cocaína.

Entre los riesgos más prevalentes destacan, por su impacto en la morbilidad y mortalidad de los grupos más jóvenes, determinadas conductas potencialmente asociadas al ocio y en especial al ocio nocturno, como pueden ser: el consumo de drogas y la accidentabilidad vial relacionada con dicho consumo, así como la incidencia de relaciones sexuales de riesgo.

Por otro los jóvenes, españoles y europeos,enfrascados en la cultura del ocio, creen que no es necesario la memorización y el aprendizaje meticuloso y pre tenden, ilusamente, llegar a adquirir un buen nivel cultural con el mínimo esfu erzo posible aprendiendo los conceptos de forma rápida y superficial utilizando las nuevas tecnologías de las que dispone. Ello supone el pronto olvido de los conocimientos adquiridos y el no saber, muchas veces, el discernir las fuentes apropiadas para llegar a conclusiones válidas.

Los adolescentes de hoy en día, pretenden conseguir el éxito lo más rápida mente posible y con el menor esfuerzo. La sociedad consumista hace ver a los jóvenes un mundo ilusorio que, mediante el juego, sorteos y programas de televisión se pueden enriquecer, en cuestión de minutos y para toda la vida, sin darse cuenta que esos casos son uno entre un millón y que lo más lógico es que acaben en el paro (más del 55% lo están actualmente en España) o traba jen en condiciones precarias por 500 euros al mes e incluso por menos.

   BIBLIOGRAFÍA.

Aberastury A & Knobel M (1976). La adolescencia normal. Buenos Aires: Paidós.
Acero Achirica A, Moreno Arnedillo G, Moreno Arnedillo J, Sánchez Pardo L (2002). La prevención de las Drogodependencias en el Tiempo de ocio: Madrid: Asociación Deporte y Vida.
Adés J & Lejoyeux M (2003). Las nuevas adicciones: Internet, Sexo, Juego, Deporte, Compras, Trabajo, Dinero. Barcelona: Kairós.
Aguilera R (2002). Generación botellón. Madrid: Oreron.
Aguinaga Roustan J & Comas Arnau D (1997). Cambio en los hábitos de uso del tiempo. Trayectorias temporales de los jóvenes. Madrid:INJUVE.
Albero, M. 2002, “Adolescentes e Internet. Mitos y realidades de la sociedad de la información”, en Revista de estudios de Comunicación”, Vol. 3, pp. 55-62.
Alcoceba JA & Mathieu G. (2007). El tratamiento de los jóvenes en los medios de comunicación. Manual de buenas prácticas para el tratamiento de los jóvenes en los medios de comunicación. Cap. 3. :13-18.
Alonso LE & Conde F (1997). Historia del consumo en España, Madrid: Debate.
Alonso LE (2006).La era del consumo. Madrid: Siglo XXI.
Alonso LE (1992) “Postfordismo, fragmentación social y crisis de los nuevos movimientos sociales”, Sociología del Trabajo, nueva época, Nº 16.
Alonso R & Juste A (1991). Centros comerciales. El ocio es el negocio. Distribución y consumo; 1: 124-128.
Álvarez J & Del Río MC (2001). Alcohol y accidentes de tráfico ¿prevenir qué? Trastornos Adictivos. 172-180.
Arbex C (2003). Buenas prácticas y retos de los programas de ocio saludable. Madrid: ADES.
Baigorri A, Fernández R, Giesty D (2003). El botellón un conflicto postmoderno. Barcelona: Icaria.
Barrio G & Llorens N (2008). El cielo revuelto del cannabis: ¿hay nueces para tanto ruido? Gac Sanit.; 22 (4): 297-299.
Bauman, Z. (2005b). Amor líquido. Acerca de la fragilidad de los vínculos humanos. Madrid: Fondo de Cultura Económica.
Bell D (1976). El advenimiento de la sociedad post-industrial. Madrid: Alianza Universidad.
Bianchi A & Phillips JG (2005). Psychological predictors of problem mobile phone use. Cyberpsychology & Behavior; 8 (1), 39-51. -ð
Bimbela JL (2004). Sociología del Sida. Jóvenes y Sexualidad en Andalucía. CIS.
Bodoque S, Vellio MG, Sarasola I, Gómez C (2009). Influencia de las nuevas tecnologías en el ocio juvenil y tiempo libre. Trabajo realizado para el Experto Universitario en Juventud y Sociedad. UNED (Trabajo no publicado).
Bond L, Daube M, Chikritzhs T (2009). Access to Confidential Alcohol Industry Documents: From  Big Tobacco to  Big Booze‘. Australasian Medical Journal 2009; 1(3): 1-26. Doi 10.4066/AMJ.2009.
Boschma J (2008). Generación Einstein. Más listos, más rápidos, más sociables. Barcelona: Gestión 2000.
Borroto Cruz R. Y Col. Sociedad y Salud. Instituto Superior de Ciencias Médicas. Temas Colectivo de Autores. 1986.
Braga Blanco, G. (coord.) (2007) La situación de la infancia y la adolescencia en Asturias. Consejería de Vivienda y Bienestar Social. Principado de Asturias.
-ð Calafat A & Juan M (2003). De la etiología a la prevención del uso y abuso de drogas recreativas. Adicciones;15 (supl 2):261-88.
Calafat A (2004). Estrategias preventivas del abuso de alcohol. Adicciones; 14 Supl 1:319-37.
Calafat A (2007). El abuso de alcohol de los jóvenes en España. Adicciones; 19 (3): 217-224.
Calafat A, Juan M, Becoña E, Mantecón A, Ramón A (2009). Sexualidad de riesgo y consumo de drogas en el contexto recreativo. Una perspectiva de género. Psicothema; 21: 2: 227-233.
Calafat,A, Fernández C, Juan M, Becoña E (2005). Gestión de la vida recreativa: ¿Un factor de riesgo determinante en el uso reciente de drogas? Adicciones; 17 (4): 337-347.
Calafat,A, Juan M, Becoña E, Fernández C, Gil E, Palmer A, Sureda P, Torres MA (2000). Salir de marcha y consumo de drogas. Madrid, Delegación del Gobierno Para el Plan Nacional Sobre Drogas.
Camacho J, Cembranos F, Comas D et al. (2001). Conclusiones. Monográfico: La Noche: Un conflicto de poder. Revista de Estudios de Juventud; 54: 89-101.
Cañadell Rosa. ¿Qué pasa con la educación?. Edit. El Viejo Topo.
Castells, M. (2001) La Galaxia Internet. Reflexiones sobre Internet, empresa y sociedad. Barcelona: Plaza & Janés.
Castro-López Ginard H; Barrientos de Llano G. Psiquiatría. Editorial Pueblo y Educación. 1987.
Cardús Salvador. El desconcierto de la educación.Ediciones B. Barcelo na. 2001.
Chacón F & Vecina ML (2006). Cómo trabajar con adolescentes en el tiempo libre. Zaragoza: Certeza.
CIMOP (2005). Estudio sobre representaciones morales en la sexualidad de los Jóvenes Españoles. Madrid: Comunicación, Imagen y Opinión Pública.
Clavijo Portieles y Col. Manual de psiquiatría para el médico de la familia. ELIMED. Ciudad Habana. 1989.
Córdova A; Sorín M; Pérez Villar j. Lo psíquico en propedéutica médica. Instituto Cubano del Libro. 1974.
Courtois Gastón: El arte de educar hoy. Sociedad de Educación Atenas. Madrid. 1982.
Ey Henry y Col. Tratado de Psiquiatría. Toray, Masson S.A. Barcelona. 1ra. Edición. 1965.
Freedman Alfred M; Kaplan Harold I; Sadoch Benjamín J. Tratado de Psiquiatría. Edición Revolucionaria. 1982.
González Pérez F. Motivación moral en adolescentes y jóvenes. Editorial Científico Técnico. 1983.
Isaiev D.N. Bases teóricas de los problemas centrales de la Psiquiatría Infantil. (Conferencias Escogidas). Editorial Revista del Hospital Psiquiátrico de La Habana. Volumen 7 # Extraordinario. La Habana. 1866.
López Rodríguez Tomás y Col. Influencia de los patrones histéricos paternos en los hijos neuróticos. Revista del Hospital Psiquiátrico de La Habana. Ministerio de Salud Pública. 1997.
Martínez Gómez C. Lo más importante para un niño es su familia. Periódico Trabajadores. Lunes 3 de enero del 2000.
Nájera Vallejo Don Antonio. Tratado de Psiquiatría. Salvat Editores S.A. 2da. Edición. 1949.
Peters y Waterman. Claves para la excelencia educativa. Edit.Wolters Kluwer.
Predvechni G. P; Sherkovin A. Psicología social. Editora Política. La Habana. 1986.
Rigol Ricardo O. Y Col. Medicina General Integral. Texto Provisional. Editorial Ciencias Médicas. 1985.
Tramer M. Psiquiatría Infantil de la pubertad y la adolescencia. Ediciones Morata. 1946.
Vega Vega R; Trastorno psicológico del niño y del adolescente. Universidad de La Habana. 1988.

WEBS EN INTERNET.
· es.wikipedia.org/wiki/Juventud
· http://www.ehu.es/zer/zer13/adolescentes13.htm
· http://www.monografias.com/trabajos85/juventud-crisisvalores/ juventud-crisis-valores.shtml#ixzz2fdM6yyx8
· http://www.injuve.mtas.es/injuve/contenidos.item.action?id=605169259
· http://www.msps.es/ciudadanos/proteccionSalud/adolescencia/docs/jovenes_2008.pdf
· http://www.aciprensa.com › Recursos › Familia
· http://www.educaweb.com/…/juventud-valores-riesgo-sociedad-1589.html
· http://www.fundaciontelevisa.org/valores/
· http://www.mercaba.org/…/juventud_y_crisis_de_valores_mor.htm
· http://www.monografias.com/…/valores…/valores-humanos.shtml
· http://www.portalplanetasedna.com.ar/valores.htm
· http://www.proyectosalonhogar.com/…/conoce_los_valores.htm
Autor: Benedicto Cuervo Álvarez. 2-X-2013
=============
Otros temas relacionados:
Jóvenes y adolescentes. Algunas claves del problema (I)

Jóvenes y adolescentes. Algunas claves del problema (II)

Otros artículos sobre la JUVENTUD

Prevención de drogas a través de TICs

Prevención para jóvenes a través de las TIC´s

TecnologíasLas tecnologías son parte fundamental de nuestra vida cotidiana y en mayor  medida, de la de los adolescentes y jóvenes.

El Servicio de Drogodependencias y otras adicciones siempre ha mostrado un gran interés por el uso de las nuevas tecnologías y por su aplicación en la prevención del abuso de drogas y de los problemas relacionados y en su relación con los jóvenes.

Fruto de este interés surgió en el año 2006 el proyecto Drojnet. Como punto de partida del proyecto se realizaron grupos de discusión con jóvenes, para saber cómo querían que fuera el sistema de información sobre drogas que se iba a crear. Se decidió enviar mensajes de texto a móviles (SMS) y crear una página web.

Partiendo de las conclusiones del proyecto Drojnet se decidió poner en marcha el proyecto Drojnet 2 en septiembre de 2009. Es un proyecto europeo de prevención y reducción de riesgos del consumo de alcohol, tabaco, cannabis y otras drogas a través de las nuevas tecnologías.

Esas conclusiones nos orientaron hacia el uso de imágenes y vídeos en los envíos y hacia una mayor participación y protagonismo de los jóvenes, siendo ellos los creadores de los mensajes.

También se decidió incluir el uso de las redes sociales, para una mayor difusión del proyecto y un acercamiento a las formas habituales de comunicación entre jóvenes.

Conscientes también de la importancia de las actuaciones de reducción de riesgos y daños y de trabajar en el ocio nocturno, decidimos incorporar esta estrategia dentro del proyecto mediante el programa Piensa la noche.

La Rioja es coordinadora del proyecto  y el resto de los socios que participan son: el Gobierno de Aragón, la Generalitat de Cataluña y la Asociación Bizia de Bayona (Francia). El proyecto está cofinanciado por los fondos FEDER y por los socios participantes.

Como herramienta del proyecto se ha puesto en marcha la web www.drojnet2.eu en cuatro idiomas (español, catalán, francés e inglés) con diferentes apartados: institucional, en el que se explica en qué consiste el proyecto, quiénes son los socios, etc. de prevención, en el que hay una página para cada sustancia y así se habla  de alcohol, tabaco, cannabis, y otras drogas, sus efectos y riesgos, otro apartado de reducción de riesgos en el que cada socio tiene su web y el foro en el que los jóvenes pueden participar creando SMS, imágenes y vídeos preventivos, comentando y votando los de los demás.

Para dotar de mayor visibilidad al proyecto, Drojnet 2 dispone de perfiles y páginas en las redes sociales mayoritarias como Facebook, Twitter, Tuenti, y también de un canal en Youtube.

En ellas aparecen algunos de los mensajes ganadores en el foro, vídeos considerados de interés para la prevención, artículos científicos, jornadas propias y externas en relación con juventud, nuevas tecnologías y salud, etc.

La prevención se lleva a cabo a través de la página web y del envío de mensajes a móviles fundamentalmente.

Desde finales de abril de 2010 se han enviado mensajes de texto y mensajes multimedia a los móviles de unos 1.500 jóvenes riojanos, catalanes, aragoneses y franceses.

Los mensajes son seleccionados de entre los ganadores del concurso del foro, es decir, que son los propios jóvenes los que elaboran los mensajes preventivos que luego recibirán en sus móviles.

Según las últimas tendencias en prevención se considera importante implicar a los jóvenes en la construcción de los mensajes preventivos y en temas que atañen a su salud y a su modo de vida. Las nuevas tecnologías y el alcohol, el tabaco, el cannabis y otras drogas están presentes en la vida cotidiana de muchos de los jóvenes y hay que buscar que adopten una postura crítica ante ellas.

Los mensajes se les envían durante las tardes – noches de los fines de semana, en los momentos que se consideran de mayor riesgo de consumo de alcohol y otras drogas y en los que además se encuentran habitualmente rodeados de amigos, con los que pueden comentar los mensajes, siendo así su impacto mayor.

Si alguien desea recibir mensajes con contenidos preventivos puede  mandar un correo electrónico a la dirección drojnet2@larioja.org dejando su nombre, apellidos y número de móvil o también puede llamar al teléfono gratuito de la oficina de información 900 714 110 y le atenderemos.

Para más información pueden consultar la web www.drojnet2.eu

18 reglas para que un menor tenga móvil

Visto en: BLOGS EL CONFIDENCIAL

¿CUÁNTAS AÑADIRÍAS TÚ? ¡COMPARTELAS CON NOSOTROS EN UN COMENTARIO!

¿Qué chaval de hoy en día, llegada una cierta edad, no ha implorado, suplicado y rogado que le compren un teléfono móvil? Ridículas parecen actualmente las inquietudes de los padres por comprar a sus hijos aquellos primeros Nokia que apenas podían enviar mensajes de texto y realizar o recibir llamadas. Ahora, cuando le compramos a un niño un teléfono móvil le estamos otorgando una ventana que da acceso a todo el mundo de internet.

Bien lo sabe Janell Hoffman, la madre de Greg Hoffman. El niño, de 13 años, llevaba un año suspirando por un teléfono móvil. Rogaba, imploraba, suplicaba y nada obtenía. Hasta que, con motivo de las últimas Navidades, recibió su deseado iPhone.

Sin embargo, el aparato no venía solo, sino acompañado de un contrato redactado por su madre: “¡Feliz Navidad! Ahora eres el orgulloso propietario de un iPhone. Eres un chico bueno y responsable de 13 años y te mereces este regalo. Pero con la aceptación de este presente vienen algunas reglas y regulaciones”. La madre incluyó un contrato con 18 reglas a seguir si el chaval quería conservar su valioso móvil. Estas son las normas dictadas por la progenitora:

1. Es mi teléfono. Yo pagué por él. Yo te lo presto a ti. ¿No soy la mejor?

2. Yo siempre conoceré la contraseña.

3. Si suena, cógelo. Es un teléfono. Di “hola”, haz gala de tus modales. Jamás ignores una llamada si en la pantalla se lee “Mamá” o “Papá”. Jamás.

4. Le darás el teléfono a uno de tus progenitores de inmediato a las 19h30 cada día de colegio y a las 21h el fin de semana. Estará apagado toda la noche y se volverá a encender a las 7h30. Si no harías una llamada al teléfono fijo de alguien, donde sus padres pueden contestar, tampoco llames o envíes mensajes con el móvil. Escuchas esos instintos y respeta a las otras familias como nos gusta que nos respeten a nosotros.

5. No irás al colegio con él. Conversa en persona con la gente a la que envías mensajes. *Los días de media jornada, las excursiones y las actividades extraescolares requerirán consideraciones especiales.

6. Si se cae en el baño, se golpea contra el suelo o se esfuma en el aire, eres el responsable de los costes de sustitución o reparación. Corta el césped, haz de canguro, ahorra dinero de tu cumpleaños. Si ocurre, tendrás que estar preparado.

7. No uses la tecnología para mentir, hacer tonterías o engañar a otro ser humano. No te involucres en conversaciones que sean dañinas para los demás. Sé un buen amigo.

8. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas nada a través de este medio que no dirías en persona.

9. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas a alguien algo que no le dirías en voz alta y en presencia de sus padres. Autocensúrate.

10. Nada de porno. Busca en la web información que compartirías abiertamente conmigo. Si tienes alguna duda sobre algo, pregunta a una persona. Preferiblemente, a tu padre o a mí.

11. Apágalo, siléncialo, déjalo a un lado en público. Especialmente en restaurantes, en el cine o mientras hablas con otro ser humano. No eres una persona maleducada, no dejes que el iPhone cambie eso.

12. No envíes ni recibas imágenes de tus partes íntimas o de las partes íntimas de cualquier otra persona. No te rías. Algún día estarás tentado de hacerlo, a pesar de tu gran inteligencia. Es arriesgado y puede arruinar tu vida adolescente/joven/adulta. Es siempre una mala idea. El ciberespacio es vasto y más poderoso que tú. Y es difícil hacer que algo de esa magnitud desaparezca, incluyendo una mala reputación.

13. No hagas tropecientas fotos o vídeos. No hay necesidad de documentarlo todo. Vive tus experiencias. Quedarán registradas en tu memoria toda la eternidad.

14. Deja tu móvil en casa a veces y siéntete protegido y seguro de esa decisión. No está vivo ni es ninguna extensión de tu cuerpo. Aprende a vivir sin él. Sé mejor y más poderoso que FOMO [en inglés, siglas de “fear of missing out”, el miedo a perderse algo que está ocurriendo, a no estar siempre conectado].

15. Bájate música que sea nueva o clásica o diferente de la que millones de tus semejantes escuchan, que es siempre lo mismo. Tu generación tiene un acceso a la música mayor que cualquier otra en la historia. Aprovéchate de ese regalo. Expande tus horizontes.

16. Practica juegos de palabras, puzzles o rompecabezas de vez en cuando.

17. Mantén tus ojos arriba. Observa el mundo que sucede a tu alrededor. Mira por la ventana. Escucha a los pájaros. Date un paseo. Habla con un desconocido. Pregúntate sin buscar en google.

18. Te harás un lío. Te quitaré el teléfono. Nos sentaremos y hablaremos sobre ello. Volveremos a empezar. Tú y yo siempre estamos aprendiendo. Estoy en tu equipo. Estamos juntos en esto.

Tras estas 18 directrices, la carta termina con el despido de la madre: “Espero que puedas aceptar estos términos. Muchas de las lecciones aquí recogidas no se aplican sólo al iPhone, sino a la vida. Estás creciendo en un mundo que cambia rápido. Es apasionante y tentador. Haz las cosas sencillas. Confía en tu poderosa mente y en tu gran corazón por encima de cualquier máquina. Te quiero. Espero que disfrutes de tu nuevo y espectacular iPhone. ¡Feliz Navidad!”.

Relaciones sexuales bajo la influencia del alcohol

Relaciones sexuales bajo la influencia del alcohol

Espada, J.P./ et al. Comportamiento sexual bajo la influencia del alcohol en adolescentes españoles. Adicciones, vol. 25, nº 1, 2013, 55-62 págs. Este trabajo tiene como objetivo comparar el comportamiento sexual y los factores protectores y de riesgo entre adolescentes que mantienen relaciones sexuales bajo la influencia del alcohol y los que no lo hacen, y determinar los factores predictores de la combinación sexo y drogas. Se analizaron las diferencias entre estos dos grupos en comportamiento sexual, actitud hacia el VIH, norma subjetiva y conocimientos sobre el VIH. Mediante medidas de autoinforme fueron evaluados 1216 adolescentes españoles entre 14 y 18 años (M = 15.92, DT = .76), fueron seleccionados 297 por ser sexualmente activos. De estos, 117 informaron haber mantenido relaciones sexuales bajo la influencia del alcohol en los últimos seis meses (51% fueron chicas). Los adolescentes que combinaron sexo y alcohol se implicaron en mayor medida en sexo vaginal, sexo oral y sexo anal respecto a los que no lo hicieron. Haber mantenido relaciones sexuales bajo la influencia del alcohol en los últimos seis meses se relacionó con una actitud negativa hacia el uso del condón cuando existen obstáculos para su uso y menor uso consistente del preservativo. No hubo diferencias en el conocimiento sobre el VIH entre ambos grupos. Los adolescentes que combinaron sexo y alcohol presentaron en mayor medida características asociadas con el riesgo sexual. Las medidas preventivas deben atender a las características particulares de este grupo de riesgo. Se requiere mayor evidencia de los efectos del alcohol sobre el comportamiento sexual.
Enlace al documento completo »

Sexo y drogas en la adolescencia Espada, J.P./ et al. Relación entre la edad de debut sexual y el sexo bajo los efectos de las drogas en la adolescencia.

Sexo y drogas en la adolescencia

Espada, J.P./ et al. Relación entre la edad de debut sexual y el sexo bajo los efectos de las drogas en la adolescencia. Revista Española de Drogodependencias, vol. 38, nº 1, 2013, 25-35 págs.