Cuestionario de habilidades sociales

TEST ESCALA Cuestionario de habilidades sociales editable


Para Goldstein (1980), las habilidades sociales son un conjunto de  habilidades y capacidades (variadas y específicas) para el contacto interpersonal y la solución de problemas de índole interpersonal y/o socio-emocional. Estas habilidades y capacidades se aplican en actividades desde básicas hasta avanzadas e instrumentales.

DESCARGA EL CUADERNO EN PDF

 

CUESTIONARIO HABILIDADES SOCIALES

 

Las habilidades sociales son el conjunto de estrategias de conducta y las capacidades para aplicar dichas conductas que nos ayudan a resolver una situación social de manera efectiva, es decir, aceptable para el propio sujeto y para el contexto social en el que está.

Permiten expresar los sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de modo adecuado a la situación en la cual el individuo se encuentra mientras respeta las conductas de los otros. Así, nos hacen mejorar nuestras relaciones interpersonales, sentirnos bien, obtener lo que queremos y conseguir que los demás no nos impidan lograr nuestros objetivos.

Estos comportamientos son necesarios para interactuar y relacionarse con los demás de forma efectiva y mutuamente satisfactoria.

Tipos de habilidades sociales: ¿Cuáles son las habilidades sociales?

Si nos preguntamos qué tipo de habilidades sociales hay podemos hablar de habilidades sociales básicas y algunas un poco más complejas.

Habilidades sociales básicas:

  • Escuchar
  • Iniciar una conversación
  • Formular una pregunta.
  • Dar las gracias.
  • Presentarse.
  • Presentar a otras personas.
  • Realizar un cumplido.

Habilidades sociales complejas:

  • Empatía. Capacidad de ponerse en el lugar de la otra persona.
  • Inteligencia emocional.  La inteligencia emocional es la habilidad social de una persona para manejar los sentimientos y emociones, discriminar entre ellos y utilizar estos conocimientos para dirigir los propios pensamientos y acciones (Salovey y Mayer, 1990).
  • Asertividad. Habilidad para ser claros, francos y directos, diciendo lo que se quiere decir, sin herir los sentimientos de los demás ni menospreciar la valía de los otros, sólo defendiendo sus derechos como persona.
  • Capacidad de escucha. Capacidad de escuchar con comprensión y cuidado, entendiendo lo que la otra persona quiere decir y transmitiendo que hemos recibido su mensaje.
  • Capacidad de comunicar sentimientos y emociones. Capacidad de manifestar ante las demás personas nuestros sentimientos de una manera correcta, ya sean positivos o negativos.
  • Capacidad de definir un problema y evaluar soluciones. Habilidad social de una persona para analizar una situación teniendo en cuenta los elementos objetivos, así como los sentimientos y necesidades de cada uno.
  • Negociación. Capacidad de comunicación dirigida a la búsqueda de una solución que resulte satisfactoria para todas las partes.
  • Modulación de la expresión emocionalHabilidad de adecuar la expresión de nuestras emociones al entorno.
  • Capacidad de disculparse.Capacidad de ser conscientes de los errores cometidos y reconocerlos.
  • Reconocimiento y defensa de los derechos propios y de los demás. Habilidad de ser consciente de nuestros derechos y los de los demás y defenderlos de una manera adecuada.

¿Para qué sirven las habilidades sociales?

Las habilidades sociales son el conjunto de conductas que nos permiten relacionarnos con los demás de manera satisfactoria, por lo que son imprescindibles en cualquier ambiente que nos podamos encontrar (en familia, en el trabajo, en la calle, etc.).

Una adecuada puesta en práctica de estas habilidades es beneficiosa para aprender a expresarse y comprender a los demás, tener en cuenta las necesidades e intereses de todo el mundo, intentar encontrar la solución más satisfactoria para todos ante un problema o ser solidario, cosas fundamentales si queremos vivir en sociedad.

Una visión emocional de la Innovación Educativa

Una visión emocional de la Innovación Educativa.

Si buscamos definiciones académicas o científicas de innovación educativa podremos ver que las palabras “cambio” y “mejora” aparecen de forma constante, como por ejemplo, “la innovación educativa es la aplicación de una idea que produce cambio planificado en procesos, servicios o productos que generan mejora en los objetivos formativos” (*). Habitualmente estas definiciones se refieren al contexto global; es decir, que si se hace innovación esta debería afectar a todo el sector educativo.

(*) Sein-Echaluce, M.L, Fidalgo-Blanco, A y Alves, G (2016). Technology behaviors in education innovation. Computers in Human Behavior, Vol 72, pp 596-598. 2017. http://dx.doi.org/10.1016/j.chb.2016.11.049

Aplicar la definición textualmente plantea ciertos dilemas. Por ejemplo, un profesor que utilice por primera vez en su vida una presentación por ordenador en sus clases teóricas cumple la definición de innovación educativa (ha realizado cambio y mejora). Si el contexto considerado es su propia asignatura, si se podría decir que hace innovación (solo en su asignatura). Pero en un contexto general como es el sector educativo sería evidente que no constituye ninguna innovación en la actualidad.

Esta situación hace que parte del profesorado que innova no sepa si lo está haciendo a nivel global (como para presentar su innovación en un congreso, por ejemplo), o solo lo está haciendo para su asignatura (en ese caso si presenta esa innovación a un congreso se la rechazarían). Dicho de otra forma, no sabe si es un profesor innovador o simplemente está desactualizado y cualquier cosa le parece novedosa.

Sin embargo hay otra definición de innovación educativa que no plantea ningún dilema ya que no distingue contextos globales o locales, no tiene en cuenta lo que le digan en un congreso y, sobre todo, tiene unos indicadores fáciles de identificar. Se trata de considerar  el planteamiento  emocional de la innovación educativa.

Usted sabrá que está haciendo innovación si:

  • Es inconformista. No está de acuerdo con la tasas de fracaso escolar de su alumnado.
  • Se centra más en lo que usted puede hacer por mejorar la situación que en echar la culpa (aunque la tenga) al sistema educativo, a los políticos, a la dirección del centro, a lo mal preparados que llega su alumnado, etc.
  • Es emprendedor. No espera a que las leyes educativas cambien (lo hacen a menudo) y arreglen la situación (esto no suele ocurrir), sino que decide dar el paso, armarse con lo que encuentre a su alcance y dar la batalla al fracaso escolar, aunque sea en solitario.
  • Es profesional amante de su trabajo. No le mueve ni la fama, ni el dinero ni el reconocimiento. Sencillamente es su alumnado lo que le mueve.
  • Es vocacional y “a-vacacional” ya que utiliza su tiempo libre y de vacaciones para continuar trabajando.

Pero quizás lo más importante no es si realmente está o no está innovando a nivel global, lo más importante es que gracias a su acción, lo que sí está contribuyendo es a mejorar la educación de su contexto más cercano y eso es como encender una velita que contribuirá a iluminar la oscuridad del mundo, por tanto contribuye a la mejora formativa global. Debido a las características de nuestro sector, lo que marca la diferencia de una buena formación o mala formación es su profesorado  (y el que realiza innovación emocional es el mejor del mundo).

 

Emodiscovery

Hoy os presento una apasionante app que permite trabajar con nuestro alumnado la INTELIGENCIA EMOCIONAL .

Mediante un juego irán aprendiendo a reconocer emociones propias y en los demás, a su vez servirá para estudiar el grado de regulación emocional de nuestros niños (está recomendada de 6 a 12 años), y profundizará en el grado de reconocimiento emocional de los niños con trastornos del espectro autista.

¡Y también se puede jugar en inglés!

Pincha sobre la imagen para acceder

Back Home

 

¿Cómo educar las emociones?

Visto en

INFORMACION DESDE EL SERVICIO DE MENORES DE ARAGON: INFORME:

¿Cómo educar las emociones? La inteligencia emocional en la infancia
y la adolescencia.


VV.AA. 
Coord.:R. Bisquerra. 

H. San Joan de Deu.                                                     

 


“Educar las emociones” y “Hay Alternativas”

¿Qué vais a hacer en día de fiesta como mañana y que se prevé frío, nebuloso e invernal?

¡LEER!

Os dejo un par de libros en formato .pdf, para leer directamente en el ordenador (o tableta).

Para acceder a cada uno de ellos pincha sobre el título:

EDUCAR LAS EMOCIONES

de Mireya Vivas /Domingo Gallego /Belkis González

y

HAY ALTERNATIVAS: PROPUESTAS PARA CREAR EMPLEO Y BIENESTAR EN ESPAÑA

de Vicenç Navarro, Juan Torrres y Alberto Garcón. Prólogo de Noam Chomsky

Depredadores Emocionales

Visto en FORUM PSICÓLOGOS

Depredadores emocionales

Los depredadores siempre han formado parte de la naturaleza animal y humana. En este sentido, en la sociedad actual , existen depredadores que utilizan a sus victimas para extraerles su fuerza emocional y anularlos como personas.
Nos referimos a los depredadores emocionales, una topología de personas que crean destrucción a su alrededor y que generalmente no son descubiertas hasta que el daño es patente o no tiene remedio.
Por ello, los profesionales recomiendan aprender a distanciarse de estos enemigos ocultos y de sus artimañas para tener una mente sana y vivir de manera más libre.
Pero ¿Cómo podemos reconocer a un depredador emocional? ¿Cuáles son sus características fundamentales? ¿Qué tipo de daño psicológico siembra en sus victimas? ¿Cómo reacciona la sociedad ante los denominados “depredadores emocionales”?
Para responder a estas y otras cuestiones tenemos con nosotros a Neus Colomer, psicóloga clínica, logopeda, experta en peritajes psicológicos, profesora asociada de la Universidad Autónoma de Bellaterra en Barcelona y autora del libro “Depredadores Emocionales” de la editorial Zenith.