IDENTIDAD CULTURAL EN EL ADOLESCENTE MIGRANTE

IDENTIDAD CULTURAL ¿QUÉ ES? ¿QUÉ IMPLICA?

La adolescencia es una etapa con distinto hitos evolutivos, entre los cuales se encuentra el lograr una definición de uno/a mismo/a (Identidad Cultural).

Para un adolescente migrante que se enfrenta a un proceso migratorio este reto entraña una mayor dificultad, ya que la identidad no sólo se construye a nivel individual, sino también a nivel cultural y social (sentido de identificación y pertenencia de los diversos grupos que pertenencia).

Es por ello que, el adolescente migrante desde el minuto uno,  se verá inmerso en una disputa interna en relación con su grupo del país de origen y su grupo de iguales del país de destino, el cual puede pertenecer a una cultura distinta a la suya, teniendo que situarse al mismo tiempo en relación a su grupo de iguales y a su grupo origen.

De igual modo, en relación a su familia,  el adolescente migrante también mantendrá disputas internas que le llevará a confusión entre la cultura de origen y la cultura de destino, impidiéndole a identificarse con elementos de una u otra cultura.

Por todo esto, es importante tener en cuenta el contexto cultural, ya que no en todas las culturas la adolescencia se vive del mismo modo.

CRISIS DE IDENTIDAD: POR QUÉ SURGEN Y QUÉ CONSECUENCIAS TIENEN

 ¿Cómo se puede saber que un adolecente está inmerso en una crisis de identidad cultural?

  • El adolescente está en un momento de mucha confusión al experimentar tantos “yo” distintos, en función del grupo con el que se encuentre.

Esta confusión suele traducirse en reacciones agresivas y apatía hacia la familia.

  • Frecuentes sentimientos de soledad, es típica la frase de “Nadie me entiende”.

Al tener dificultades para identificarse con un grupo social, ya sea de iguales o familiar, siente que nadie puede comprender lo que le está ocurriendo.

  • Desafíos constantes hacia los padres.

Se trata de un momento en el que la negociación con los hijas/os es fundamental. Los desafíos son su forma de expresar esta necesidad de ir adquiriendo autonomía.

  • Defensa exagerada y extrema de ciertos valores o grupo social específico.

Ante la dificultad de establecer su identidad y sentir que no pertenece a ningún grupo en concreto, es frecuente que se aferre a movimientos con alta carga ideológica a veces extrema. Esto  ayuda a calmar su sed de identidad y brinda pertenencia.

  • Desajuste emocional.

Debemos tener en cuenta que el adolescente aún no maneja sus emociones por completo. Dando que la tristeza es una emoción complicada de entender, manejar y expresar durante esta etapa, suelen enmascararla con la rabia .Por ello son habituales los estallidos emocionales, en ocasiones un poco agresivos.

  • Problemas en la gestión de sus relaciones. Discusiones frecuentes con familia y grupo de iguales.

¿QUÉ PUEDEN HACER LOS PADRES, PARA TRABAJAR LA IDENTIDAD CULTURAL EN ADOLESCENTES DESDE EL MODELO SISTÉMICO TRANSCULTURAL?

Adolescencia y migración  suponen retos importantes y complicados tanto para hijos/as como para padres. Cuando ambos aparecen al mismo tiempo suponen una oportunidad de crecimiento y unión familiar así como de enriquecimiento cultural.

Es importante,  para el adolescente migrante en esta etapa  observar a los padres y madres abiertos a conocer la nueva cultura.

A partir de ahora se expondrán diferentes dinámicas para ayudar a los padres y madres a trabajar las distintas problemáticas que pueden surgir en una crisis de identidad cultural del adolescentes.

 Dínamica Nº1: Escudo familiar: “Somos de donde venimos y de donde vivmos”

Para los adolescentes el grupo de iguales se convierte en el punto de referencia, los cuales le proporcionan identidad social y de pertenencia. Si su grupo está consitituido mayoritariamente por personas del nuevo país, es frencuente que se aleje tanto de la familia como de la cultura de origen.

 ¿Cómo puede miminizarse este alejamiento y en ocasiones rechazo hacia la cultura de origen y la familia?

Realizar un escudo familiar en el que se plasmen las reglas, los valores, creencias y constumbres de la familia y en el que se incorporen elementos que representen el propio proceso de la migración y la nueva vida en el país de acogida.

¿Cómo realizarlo?

  • Buscar un espacio para estar con la familia al completo.
  • Es momento de ser creativos, cualquier material está permitido.
  • Dividir el escudo en varias partes que metafóricamente simbolicen los elementos importantes para la familia.
  • Una vez acabado, colocarlo en un lugar visible.

¿Qué logramos con el escudo?

  • El adolescente poco a poco integra ambas culturas como parte de su identidad.
  • Elimina el posibles enfrentamiento entre ambas culturas y tener un elemento que de modo simbólico posicione a la familia como parte de dos culturas.
  • Dota de una nueva identidad a la familia en la que ambas culturas se conectan.
  • Es una oportunidad para redefinir la migración, y destacar la valentía de todos los miembros de la familia.
  • Aumenta el sentido de pertencia a la familia.

 Dinámica Nº 2: La historia de nuestra familia

En ocasiones padres y madres temen que sus hijos/as olviden cuales son sus orígenes e historia familar. Los adolescentes pueden reaccionar mostrando rechazo al país de origen, en acasiones por resultarles complicado integrarlo con su nueva realidad.

¿Cómo mantener viva la historia familiar y la cultura de origen?

La migración es una buena oportunidad para escribir la historia familiar. Recopilar información sobre su país de origen, historias y anécdotas que ha vivido el adolescente y la familia.

¿Cómo realizarlo?

  • La familia al completo.
  • De nuevo la cratividad no tiene límites.
  • Puede hacerse en forma de albúm familiar, libro o incluso un vídeo.

¿Qué logramos al escribir nuestra historia?

  • Es un buen motivo para unirse toda la familia y recordar historias y anécdotas.
  • Brinda la oportunidad de recopilar fotos, datos e historias y poder  tenerlas disponibles y consultarlas cuando se quiera.
  • Permite continuar teniendo cierta conexión con el país de origen.
  • Recuerda al adolescente aspectos positivos del lugar del que viene.
  • Aumenta el sentido de perteencia familiar.

Dinámica 3º: Integración de ambas culturas

 Ir dándose cuenta de que la cultura de destino tiene costumbres y ritmos muy distintos a la cultura de origen, puede generar cierta confusión y dificultad a la hora de poner límites y normas a los hijos/as.

Debemos tener presente que los adolescentes van a educarse en un sistema inmerso en la nueva cultura, por lo que será habitual que si su grupo de iguales es de la cultura de acogida, éstos reclamen tener las mismas reglas y un modo de funcionar similar. Esto suele generar muchos conflictos entre padres e hijos/as, si se sigue funcionando exactamente igual que en país de origen.

 ¿Cómo gestionar esta diferencia entre culturas a la hora de educar?

A continuación se presentan varias dinámicas que pueden servir para ser conscientes, en familia,  de las diferencias entre ambas culturas y fomentar asín, un espacio propicio para la negociación de un modo adaptativo de funcionar en la nueva cultura.

1- Búsqueda de la cultura familiar:

  • Detectar en que áreas se están produciendo más conflictos, por ejemplo hora de llegada a casa, número de días de la semana que se permite salir, etc.
  • Reflexionar en familia sobre el distinto modo de afrontar este tipo de temas en las dos culturas.
  • Reflejar esto sobre una tabla, en la que se indique la forma de hacer o ver de una cultura y de la otra.
  • Añadir una tercera columna en la que la familia negocie la forma que van a tener ellos de afrontar cada situación.

Para poder llevar a cabo este tipo de actividad es imprescindible tener un espacio abierto  a la comunicación y la escucha para poder llevar a cabo una buena negociación.

 ¿Cómo se puede crear este clima en el que sea cómodo expresarse?

2- 10 minutos de puesta en común ( Aspectos positivos y negativos de la cultura de Origen)

Tanto niños/as, como adolescentes y adultos al llegar a una nueva cultura detectan formas de hacer las cosas y de plantearse la vida que chocan mucho con la propia.

Lo mejor es poder hablar sobre estas diferencias, que cada miembro de la familia va percibiendo de forma abierta.

Una forma de fomentar que esto ocurra es reservar cada día 10 minutos aproximadamente para que cada uno cuente que aspectos le han llamado la atención de la nueva cultura, o cuales le han podido generar malestar.

  • Reservar un espacio de reunión de toda la familia.
  • La frecuencia la marcáis vosotros/as.
  • Tratar de buscar la parte emocional de cada aspecto que se plantea.

“¿Cómo te has sentido al detectar esa diferencia?

3- Conozcamos la nueva cultura: Trivial de la cultura de destino

Conocer como funciona la cultura de destino reduce la incertidumbre, y facilita su adaptación al proceso migratorio.

  • Cada miembro de la familia debe preparar un número de preguntas acerca de aspectos culturales sobre la cultura de destino.
  • Con cada respuesta acertada se obtendrá un punto.
  • La ganadora o ganador será el que consiga más puntos en función de las preguntas.
  • Al final del juego el ganador recibirá un premio.

CONCLUSIÓN

Un proceso migratorio puede convertirse en una oportunidad de enriquecimiento tanto a nivel individual como familiar.

Para ello, es fundamental una mirada abierta de los padres hacia la nueva cultura, que permita al hijo/a no tener la obligación de tener que seguir aferrándose a la cultura de origen y tenga libertad de descubrir la nueva.

Una posición receptiva de la figura de los padres trasmite libertad a los hijos/as, y no fomenta el sentimiento  de traición del adolescente hacia su cultura de origen por querer integrarse en la nueva cultura.

Bibliografía

De la Concepción, P. E. (2013). La construcción de la identidad en la adolescencia: el reto de apropiarse de un lugar en el mundo. Revista del colegio de ciencias y humanidades para el bachillerato. 57-63.

Pina, M. B. (2000). La construcción de la identidad en contextos multiculturales (Vol. 149). Ministerio de Educación.

De la Villa Moral, M. Y Sirvent Ruiz, C. (2011). Desórdenes afectivos, crisis de identidad e ideación suicida en adolescentes. International Journal of Psychology and Psychological Therapy, (11)1, 33-56.

Biones, E. (2010). La acultiración de los adolescentes inmigranets en España: aproximación teórica y empírica a su identidad cultural y adaptación psicosocial. (99). Universidad de Salamanca.

Girón, S. (2006) . XVII Jornadas Andaluzas de Asociaciones de Drogodependencias y Sida. Intervención con familias de drogodependendientes. Sevilla 3,4,5 de Marzo.

Anuncios

Educar frente al cibercontrol adolescente

Hoy me llegan interesantes artículos desde En INTERNET SEGURA FOR KIDS :

sobre CIBERACOSO E INTERNET

 

 

Educar frente al cibercontrol adolescente

Educar frente al cibercontrol adolescente
Familias | 18-Mar-2019
0 comentarios

Es alarmante escuchar que 25,1% de las chicas reconocen haber sufrido control por su pareja a través del móvil y que solo el 67% considera inaceptable la violencia de control (Estudio ‘Percepción de la violencia de género en la adolescencia y la juventud’ del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad). ¿Se puede ejercer violencia a través de ese dispositivo que parece tan inofensivo? La respuesta es claramente sí, y los menores también pueden sufrirla, aunque no siempre sean capaces de identificarla.

De hecho, un 6% de jóvenes y adolescentes afirman conocer alguna víctima de violencia de género que es menor de edad. La mayoría de los menores poseen su propio móvil, y es fácil imaginar que este dispositivo también pueda utilizarse para ejercer violencia, ya sea a través de mensajes amenazantes, críticas humillantes, control de relaciones y amistades, o vigilancia de rutinas y horarios. Todo esto es cibercontrol.

¿Internet marca la diferencia?

Sabemos que la violencia de género es un problema enraizado en la sociedad, pero las nuevas tecnologías han supuesto un medio más donde ejercerla, con unas características particulares que, usadas de forma negativa, facilitan en cierto modo el control y el acoso.

Educar frente al cibercontrol adolescente

Internet posibilita un contacto inmediato a cualquier hora del día, y en cuanto se recibe un mensaje se exige implícitamente una respuesta inmediata. Los adolescentes además, con frecuencia, ven en Internet un medio muy natural para comunicarse, haciendo que sus aplicaciones de mensajería y redes sociales sean espacios que también comparten con sus parejas, a menudo de forma excesiva. A esto se añade que las redes sociales han normalizado entre los menores la sobreexposición, con la publicación masiva de información personal y la puesta en común de rutinas y actividades.

De este modo, sus parejas tienen la posibilidad de conocer en todo momento qué están haciendo, dónde y con quién. Esta particularidad de Internet, puede utilizarse entre las parejas con una intención perjudicial, negativa o de control. Así, pueden llegar a creer que existe cierto derecho a conocer esta información, que se puede manipular o usar contra la otra persona.

Entre las conductas que se consideran cibercontrol, podemos encontrar:

  • Controlar los horarios de conexión y actividad en línea.
  • Utilizar perfiles de redes sociales comunes para poder controlar qué se publica o quiénes son sus amistades.
  • Examinar y criticar las actividades o la imagen según sus publicaciones.
  • Examinar sus relaciones sociales, conversaciones y opiniones en línea.
  • Requerir la puesta en común de contraseñas.
  • Limitar la actividad en determinados servicios, por ejemplo, en redes sociales.
  • Utilizar un lenguaje inapropiado, abusivo o sexista para dirigirse a su pareja.
  • Exigir imágenes o vídeos íntimos.

Estas acciones se enmarcan dentro de una relación de pareja y a menudo se sustentan en contextos de desigualdad y desprotección. El cibercontrol puede tener consecuencias psicológicas graves en los menores, como un inadecuado desarrollo de la autoestima, depresión o ansiedad. A nivel social, estas conductas suelen impedir que el menor se relacione con normalidad con sus iguales y establece patrones negativos sobre las relaciones de pareja. Por todo ello, merece una especial atención en cuanto a su prevención.

Pero, ¿qué hacer cuando un adolescente reconoce estar sufriendo este tipo de abusos? Ante este problema, es importante transmitir confianza, y dejar que nos cuente lo ocurrido sin juzgarle. Dependiendo de la gravedad, podemos aconsejar al menor que hable con su pareja, expresando su malestar y su determinación para no tolerar este tipo de conducta. Si a pesar de ello la situación continúa, es necesario abordar el problema poniéndose en manos de un profesional y denunciando ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Para ello, es importante guardar capturas de pantalla de los mensajes que haya recibido como prueba.

¿Cómo hablar de cibercontrol con adolescentes?

Cualquier tema concerniente a sus relaciones personales es una cuestión sensible, tanto para los propios adolescentes como para los adultos que les rodean, familias y profesorado. Pero la solución para frenar el cibercontrol no es prohibir una relación o el uso del móvil, la clave está en educarles para que sepan identificar los riesgos y enfrentarse a ellos.

Educar frente al cibercontrol adolescente

Trabajar la prevención de este tipo de conductas desde casa y desde el centro educativo es ineludible. Debe estar integrado en su educación para que mantengan relaciones saludables y hagan un uso seguro de la tecnología. Lo recomendable es comenzar a hablar de este tema en edades tempranas, con naturalidad y realismo. Es un hecho que tendrán relaciones afectivas, y para entonces es importante que se haya establecido un clima de confianza y comunicación con los adultos. Así, en caso de problemas o dudas, no tendrán miedo de acercarse y contarnos qué ha ocurrido.

  Tendrán relaciones afectivas, y para entonces es importante que se haya establecido un clima de confianza y comunicación

Poseer una autoestima fuerte y saludable es un aspecto fundamental, así como aprender a respetar a su pareja. Esto es algo que aprenderán con el ejemplo, viendo a las parejas a su alrededor, personas que actúan como modelos de referencia. Pero también, son valores y conductas que se deben trabajar y reforzar. Os recomendamos para ello actividades que sean dinámicas y participativas, como las que podéis encontrar en la Guía ‘La ciberviolencia hacia las adolescentes en las redes sociales’ del Instituto Andaluz de la Mujer, o fomentar la reflexión con la visualización de vídeos e infografías de campañas, como ‘¿Lo sabes todo sobre tu pareja?’ De Orange, ‘Controlar no es amar’ de Movistar o ‘Amor no es control’ de Fundación Legalitas, Consejo Superior del Deporte y ONCE.

Además, os ofrecemos dos recursos socioeducativos creados por IS4K: un vídeo en el que resumimos las recomendaciones básicas que hemos mencionado en este artículo, y un recurso didáctico con el que los menores pueden comprender de forma sencilla qué clase de conductas se consideran cibercontrol y cómo pueden pedir ayuda:

 

 

 Recurso Cibercontrol

Todas estas actividades pueden ser simplemente el punto de partida para iniciar una conversación sobre el tema y dejar que sean los propios menores los que cuenten sus experiencias. Lo que no debemos olvidar recordarles son las vías que tienen a su disposición para pedir ayuda o informar de un problema: hablar con personas adultas de confianza o llamar a un teléfono especializado, como la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE 900 116 117.

Ahora es vuestro turno, ¿creéis que existe suficiente concienciación entre los menores sobre este problema?, ¿qué otros recursos conocéis para trabajar esta temática? Podéis compartirlo con toda la comunidad de IS4K, ¡gracias!

 

Catálogo de recursos

Imagen cabecera no le controles

Familias, Menores, Educadores

No al cibercontrol

  • Autoría:
    IS4K

    |

  • Recurso:
    Otros

    |

  • Idioma:
    Español

Utiliza estas imágenes en redes sociales o imprímelas para difundir estos mensajes y frenar el cibercontrol.

 

imagen del recurso relación saludable en Internet

Este recurso se enmarca en una campaña más amplia sobre «Convivencia y respeto en Internet», donde podrás encontrar más recursos asociados.

Relación saludable a través de Internet.

  • Autoría:
    IS4K

    |

  • Recurso:
    Otros

    |

  • Idioma:
    Español

Cualquiera de estas conductas se considera cibercontrol: no es una muestra de afecto, sino todo lo contrario. Nadie tiene derecho a controlarte, ni hacerte sentir mal, tampoco en Internet. Ante cualquiera de estas situaciones, ahora o en el futuro, no lo dudes:

  • Habla con esa persona, con asertividad, muéstrale tu desagrado y no lo consientas.
  • Pide consejo a una persona adulta de confianza y cuéntale lo que está ocurriendo.
  • Puedes solicitar ayuda a profesionales llamando a la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE para determinar si hay un problema, y en ese caso resolverlo.

Asegúrate de que el móvil e Internet son una parte positiva en vuestra relación. Recuerda, ante todo respeto.

imagen del recurso relación saludable en Internet

Este recurso se enmarca en una campaña más amplia sobre «Convivencia y respeto en Internet», donde podrás encontrar más recursos asociados.

Portal de Infancia y Familias de CLM

PORTAL DE INFANCIA Y FAMILIAS

“El Portal de Infancia y Familias, impulsado por la Consejería de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, se concibe como una herramienta de apoyo al ejercicio positivo de la parentalidad y de acompañamiento a las familias en las situaciones que afectan a una convivencia familiar saludable y positiva.”

Nativos digitales

Excelente estudio de:

Fernández-de-Arroyabe-Olaortua, A., Lazkano-Arrillaga, I. & Eguskiza-Sesumaga, L. (2018). Digital natives: Online audiovisual content consumption, creation and dissemination. [Nativos digitales: Consumo, creación y difusión de contenidos audiovisuales online]. Comunicar, 57, 61-69. https://doi.org/10.3916/C57-2018-06

 

Publicado en la revista COMUNICAR:

Nativos digitales: Consumo, creación y difusión de contenidos audiovisuales online

Digital natives: Online audiovisual content consumption, creation and dissemination

https://doi.org/10.3916/C57-2018-06

Resumen

Los adolescentes viven inmersos en un universo virtual en el que han construido un modelo propio de entretenimiento, aprendizaje y comunicación. El objetivo de este trabajo es definir los patrones de consumo, creación y difusión de contenidos audiovisuales de Internet en los ámbitos del ocio y las fuentes de información complementarias para uso escolar de los jóvenes guipuzcoanos, atendiendo a las variables de género, curso y tipo de centro. La metodología partió del diseño de un cuestionario autorrellenable que cumplimentaron 2.426 adolescentes (de 12 a 16 años), estudiantes de los cuatro cursos de ESO. La muestra es una selección aleatoria de 60 centros de Guipúzcoa y un total de 120 grupos, 30 por cada curso. Los resultados corroboran que los patrones de consumo, creación y difusión de contenidos de ocio masculinos y femeninos son monolíticos y opuestos entre sí. Los videojuegos son el eje vertebrador del consumo y creación masculino, mientras que la toma y difusión de fotografías y vídeos de sí mismas es el de las chicas. Estas prácticas repiten los estereotipos de género, por lo que la formación en igualdad se perfila como en un aspecto relevante. Por último, las fuentes de información complementarias a la educación reglada, principalmente Wikipedia, se imponen como referencia entre los adolescentes, por lo que es imprescindible garantizar su solvencia para una adecuada adquisición de conocimientos.

Uso de redes sociales por adolescentes

Este es el segundo artículo que hoy comparto de la REVISTA COMUNICAR:

Uso excesivo de redes sociales: Perfil psicosocial de adolescentes españoles

Excessive use of social networks: Psychosocial profile of Spanish adolescents

https://doi.org/10.3916/C56-2018-10

Resumen

Poder entender los factores que predicen un uso excesivo de redes sociales en la adolescencia puede ayudar a prevenir problemas como conductas adictivas, soledad o ciberacoso. El principal objetivo es explorar el perfil psicológico y social de adolescentes que realizan un uso excesivo de redes sociales. Participaron 1.102 adolescentes de 11 a 18 años de Girona (España). Se agruparon los que realizaban un uso excesivo y se exploró su perfil de personalidad (NEO FFI, NEO PI-R y autoconcepto AF5) y el social (apoyo social percibido, tipología autoatribuida de consumo de TIC en la familia y normas de uso de las TIC en el hogar). La prevalencia de uso excesivo fue del 12,8%, siendo mayor en chicas. El perfil de personalidad se caracterizaba por el neuroticismo, la impulsividad y menor autoconcepto familiar, académico y emocional. Percibir elevado consumo de TIC en la madre y hermanos y no disponer de normas de uso define su perfil social. Los factores protectores fueron: la responsabilidad, tener normas de uso y ser chico, y los de riesgo: el uso de redes sociales para distraerse y divertirse, y la elevada percepción de consumo de los hermanos. Se sugiere plantear intervenciones según el sexo y trabajar el uso responsable de las TIC con el entorno familiar, para prevenir problemáticas psicológicas más graves.

Revista Comunicar

La Revista Comunicar nº 56 incluye en su índice un artículo escrito por los doctores Sara Malo-Cerrato, Ferrán Viña-Poch y la investigadora María de las Merecedes Martín-Perpiñá, todos pertenecientes al Departamento de Psicología de la Universidad de Girona (España).

La idea es conocer los factores que pueden advertir un uso excesivo de las redes sociales en los adolescentes españoles. Para ello, indagaron en el perfil psicológico y social de 1.102 adolescentes entre los 11 y los 18 años de la ciudad de Girona. Los autores afirman que “La prevalencia de uso excesivo fue del 12,8%, siendo mayor en chicas. El perfil de personalidad se caracterizaba por el neuroticismo, la impulsividad y menor autoconcepto familiar, académico y emocional. Percibir elevado consumo de TIC en la madre y hermanos y no disponer de normas de uso define su perfil social” (p. 101).

Tal como se explica en el artículo, estos y otros…

Ver la entrada original 65 palabras más

Violencia machista entre adolescentes

‘La historia de Pepe y Pepa’ sirve para detectar la violencia machista entre adolescentes

“Es habitual ver miradas y codazos mientras la cuento, porque siempre hay aludidos”, cuenta su autora

 

Carmen Ruiz Repullo es una socióloga cordobesa que ha trabajado para el Instituto de la Mujer de Andalucía e impartiendo charlas sobre la violencia de género en los jóvenes. En ellas utiliza un cuento llamado La historia de Pepe y Pepa, con el que intenta ayudar a los adolescentes a detectar posibles situaciones de maltrato al verse reflejados en ellas. Un vídeo en el que Ruiz cuenta la historia, publicado el pasado 14 de noviembre en Facebook, ha superado el millón de reproducciones en menos de dos semanas.

En La historia de Pepe y Pepa [puedes leer la versión escrita al completo abajo], la socióloga representa la violencia de género en una escalera en la que los dos protagonistas, adolescentes que acaban de comenzar una relación, van subiendo peldaños. En cada escalón, Pepe controla un poco más a Pepa. “Llevo utilizando esta historia más de quince años y está basada en hechos reales, en lo que las jóvenes me cuentan en las charlas y talleres”, explica Ruiz por teléfono a Verne. “En algunos casos el orden de los peldaños varía, y cada año, por desgracia, hay que actualizarla porque hay más escalones”.

En el primer peldaño, Pepa se aleja de sus amistades para ver más a Pepe porque este le dice cosas como que “parece que salimos con los demás, y yo quiero estar contigo a solas, cuenta Ruiz en el vídeo”. En el segundo, llega el control telefónico –”‘si quieres estar conmigo, te quitas de estos grupos de WhatsApp, que hay mucho tonteo y muchos nenes”–. Después, los escalones ascienden hacia el abandono de aficiones, el control de redes sociales y la forma de vestir…

En los siguientes peldaños, Pepa cambia incluso su forma de ser porque a Pepe no le gusta:

Pepa cada vez está más triste, se junta menos con sus amistades. Un día va andando con Pepe y están todas las amistades tomando algo en la plaza. Sus amigas empiezan a gritarle y saludarla Pepa también las saluda y ve que Pepe no se acerca. Se pregunta: “¿Se ha rallado?”. Y le dice a las amigas: “Oye, no me voy a parar que a este le pasa algo y no se ha acercado, tendrá prisa o lo que sea”. […] Él le contesta: “Es que parecéis gilipollas cuando os ponéis así”. Pues la próxima vez que Pepa vea a sus amigas no las va a saludar de la misma manera”.

Finalmente, Pepa deja de hacer cosas que le apetecerían solo porque teme que a Pepe no le gusten. Un simple “tú verás” es suficiente para que se eche atrás. En el sexo, al contrario: hace cosas que no quiere hacer solo porque él la chantajea. “Si me quisieras, lo harías. ¿Pepa lo hace? Sí”.

Ruiz lleva años utilizando este cuento en sus charlas y ponencias, aunque este vídeo en concreto se grabó en 2015. Es el fragmento de una ponencia titulada “Graduando violencias cotidianas. La construcción social de las relaciones amorosas y sexuales en la adolescencia”, impartida en el Centro de Profesorado de Orcera, en Jaén. En Youtube puede verse al completo:

El efecto de La historia de Pepe y Pepa en los jóvenes

Según cuenta Ruiz, siempre hay aludidos cuando cuenta la historia a jóvenes. “Hoy mismo lo he contado en un taller en Burlada (Navarra), y tres chicas han reconocido ser Pepas“, explica. “Es habitual ver miradas y codazos mientras la cuento, porque siempre hay aludidos”.

Para la socióloga, los jóvenes solo suelen asocian violencia de género con golpear, y agresión sexual con violar. “¿Qué tenemos que hacer en la labor docente, que es fundamental?”, se pregunta en el vídeo.  “Visibilizar la base, porque esto se llama violencia de género desde el primer escalón”.

ampliar foto
Escalera cíclica de la violencia de género en los adolescentes, del estudio ‘Voces tras los datos: una mirada cualitativa a la violencia de género en adolescentes’, de Carmen Ruiz Repullo y el Instituto Andaluz de la Mujer. Haz clic en la imagen para ampliar

En el vídeo, Ruiz utiliza otra historia además de la de Pepe y Pepa: la del experimento de la rana. La utiliza para explicar a los jóvenes el victing blaming (culpabilizar a la víctima), cuando le dicen que “la tonta es Pepa”, por subir los escalones. Es sencilla: se intenta meter a una rana viva en una olla de agua muy caliente, el animal huirá al instante. Si se mete con el agua a temperatura ambiente y se calienta poco a poco, la rana estará demasiado débil para huir cuando el agua vaya a hervir. “Aquí hay que apoyar a Pepa y poner la mano para que salte”, afirma la socióloga. “O agarrarla, y sacarla”.

Además de en vídeo y en Charlas, Ruiz también ha dejado por escrito La historia de Pepa y Pepe: está incluido en su estudio Voces tras los datos, una mirada cualitativa a la violencia de género en adolescentes, publicado por el Instituto de la Mujer de Andalucía. Puedes leerlo al completo a continuación:

La historia de Pepe y Pepa

Carmen Ruiz

Pepa y Pepe son una pareja de dieciséis años que lleva dos semanas saliendo. Se han conocido a través de un grupo de whatsapp de amistades comunes. Tanto ella como él están estudiando y por ahora se ven los fines de semana pero mantienen contacto por el móvil. Pepe le manda cada vez más whatsapp a Pepa, pero estos mensajes son cada vez menos amorosos y más controladores: “¿dónde estás?, ¿qué haces?, ¿con quién estás?, ¿a qué hora nos vemos?”. Una amiga de Pepa le dice que Pepe está muy pesado pero Pepa piensa que es porque la quiere y está muy pendiente de ella. Un día Pepe se enfada con Pepa porque dice que no le contesta los whatsapp en el momento estando ella en línea, le dice que él sí que está pendiente de ella pero que ella no, que si es porque está hablando con otros chicos o es porque ya no lo quiere. Pepa le dice que eso es mentira y que ella lo quiere mucho, así que desde ese momento no tarda en contestarle a sus mensajes para demostrarle su amor.

Otro día estando en el parque Pepe le dice que le preste un momento su móvil para ver una cosa en instagram. Cuando está mirando el móvil le llega a Pepa un whatsapp de un grupo de amistades del instituto y es un chico. Pepe se molesta y comienza a invadirla a preguntas sobre el chico y sobre su amor hacia él. Pepa le dice que ella lo quiere y no está tonteando con nadie, Pepe no la cree mucho y le dice que si es así que se borre de ese grupo de whatsapp y de otros donde estén chicos. Pepa para demostrarle que no le es infiel acepta y se borra de estos grupos. Como cada día se ven más, Pepe conoce más aspectos de Pepa, aunque aún no le ha dado sus contraseñas de las redes sociales y él desconfía de ella. Una tarde le dice que se las de pero Pepa se niega, él le dice que eso es porque le oculta algo y está hablando con chicos. Pepa para demostrarle que no le engaña le dice: “tómalas para que veas que no te oculto nada”. Pepe en su casa entra con la contraseña de Pepa en sus perfiles sociales y comienza a analizar sus movimientos. Ve que Pepa tiene fotos con amigos que a él no le gustan y que sigue en las redes sociales a muchos chicos, así que comienza a quitar fotos y amistades a Pepa. Ella en un primer momento se enfada pero él le dice que si sigue a estos chicos es porque quiere algo con ellos, así que de nuevo para demostrarle su amor acepta la imposición de Pepe.

A la semana siguiente es el cumpleaños de Pepa y se va de cena con Pepe. Ese día se pone un vestido corto que le han regalado, pero Pepe al verla le dice que la van a mirar todos los chicos y que a él eso no le gusta, que si se lo ha puesto para provocar. Pepa le dice que no, pero él se tira toda la noche enfadado y distante con ella. Esa misma semana cuando quedan después del instituto Pepa lleva puestas unas mallas negras y él le comenta que se le marca todo y que se nota lo que lleva debajo, que no le gusta que se las ponga, así que ella deja de ponerse las mallas.

Un sábado, Pepa sale a comprarse ropa con su familia. Pepe le dice que estando con él no se ponga pantalones cortos de los que se ve el cachete del culo, ella dice que están de moda y le gustan, pero él insiste en que no se los compre. Cuando llega la tarde Pepe le pide que se haga una foto con lo que se va a poner para verla, para comprobar si al final se ha comprado el pantalón corto. Ella le manda una foto con un vaquero y él le dice que le encanta, así que Pepa se lo pone para quedar con él. A partir de este momento Pepe comienza a prohibir a Pepa determinadas prendas de ropa, pero ella piensa que es porque la quiere mucho y no quiere que ningún chico la mire. Y sube el PRIMER ESCALÓN de control.

Un viernes Pepe le manda un whatsapp a Pepa después de comer para preguntarle qué van a hacer el fin de semana. Pepa le dice que sus amigas han quedado sobre las ocho de la tarde para tomar algo. Pepe le dice que a él no le apetece mucho el plan, además hay una amiga suya, Paula, que no lo mira bien y él se siente incómodo. Piensa que Paula le mete ideas en la cabeza a Pepa para que no siga con él. Pepa insiste en quedar con su gente pero Pepe le pide insistentemente quedar los dos solos y así conocerse mejor. Además, a Pepe no le gusta mucho que Pepa vaya sola con sus amigas ya que éstas no tienen pareja y según él, tontean con todos los chicos y eso no le gusta. Pepa después de mucha insistencia acepta y manda un whatsapp al grupo de amistades para decirles que hoy no sale con ellas, que se va con Pepe. La pareja cada vez está más aislada y Pepa lleva tiempo sin quedar con sus amistades, sólo queda con Pepe y va dos días a la semana a inglés, los martes y los jueves.

Un martes él la llama a las 16.30 para decirle qué está haciendo y ella le dice que preparando la mochila para ir a inglés. Pepe le dice que está aburrido y que no sabe qué hacer, ella le dice que si quiere la puede acompañar a inglés y así entretenerse un rato, él acepta y se va para su casa. Van caminando para la academia de inglés y cuando llegan Pepe le dice que quiere hablar con ella, le comenta que él está muy enamorado y que no quiere sufrir, que ve que ella está menos y que no está poniendo en la relación lo mismo que él. Pepa le comenta que ella está muy enamorada y que no sabe a qué vienen sus dudas, que ella se lo demuestra día a día. Pepe insiste y Pepa sigue convenciéndolo de su amor. Cuando mira la hora ya es tarde por lo que decide faltar ese día a inglés. Pepe se aburre todos los martes y jueves por lo que acompaña a Pepa a inglés para verla un rato. Un jueves le dice que se ha peleado con su mejor amigo y que no le deje solo, que no entre a inglés, así que Pepa se queda con él. A las dos semanas le vuelve a comentar que quiere comprarse una chaqueta y no quiere ir sólo y que si puede ir con él, así que de nuevo falta otro día a inglés. Las faltas continuas de ella a la academia hacen que suspenda el examen del trimestre, Pepa está agobiada porque cree que no va a poder sacar el título, así que se borra de inglés y queda todos los martes y jueves con Pepe. Así Pepa sube el SEGUNDO ESCALÓN, aislándose de sus amistades y de sus hobbies.

Este año es el viaje fin de curso de Pepa y se van a Italia de crucero todas las clases de 1º de Bachillerato. En el instituto ya comienzan los preparativos y le dicen a Pepa que si cuentan con ella. Esa tarde Pepa se lo comenta a él pensando que no le importaría, pero Pepe le dice: “Tú verás lo que haces”. Pepa no entiende bien la respuesta pero sabe que ir al viaje le va a traer consecuencias negativas para la relación, así que decide no ir y poner excusas a sus amistades tales como: “Italia está muy lejos”, “en los cruceros me mareo”, “me pilla muy mal la fecha”… Pepe consigue que todo su ocio sea él. Los enfados de Pepe hacia ella cada vez son más comunes, Pepa intenta hacerle ver que no se comporta bien con ella, pero él le echa la culpa de todo lo que le pasa y Pepa sube el TERCER ESCALÓN.

Pepa y Pepe ya llevan cuatro meses de relación y él desde hace tiempo le pide a ella practicar relaciones sexuales. Pepa siempre ha tenido mucho miedo a un embarazo, así que le pedía a él posponer este tema. Aunque ya han realizado algunas prácticas sexuales, Pepe está cansado de lo mismo y quiere hacer más cosas. Un sábado le dice que sus padres se han ido y que si le apetece ver una película en su casa, ella le dice que vale y se ven allí por la tarde. Cuando están en el sofá Pepe comienza a tocar a Pepa y ella le dice que pare, él para un poco pero al rato comienza de nuevo. A ella le incomoda la situación y le para todo el tiempo hasta que Pepe acaba enfadándose y se levanta del sofá muy enojado. Pepa va detrás y le dice que no se enfade, él le dice que ya hace mucho que están y que si lo quisiera se lo demostraría. Ella se siente acorralada y no sabe qué hacer, no está segura pero para contentar a Pepe acepta mantener relaciones sexuales, subiendo el CUARTO ESCALÓN.

A finales de verano Pepa y Pepe van paseando por su ciudad y escuchan una voz de las ami gas de ella que están tomando algo en una cafetería. Pepa se va para allá corriendo porque hace mucho que no las veía, así que comienza a saludarlas de forma muy efusiva. Cuando termina ve que él no se ha acercado ni para saludar, así que le dice a sus amigas que se tiene que ir y que ya se verán otro día. Cuando se reúne de nuevo con él, Pepe le dice que se comporta como una tonta, que parece una gilipollas cuando está con sus amigas y que no lasoporta en esa actitud. Pepa se siente mal, no vuelve a saludar de la misma manera a sus amistades y sube el QUINTO ESCALÓN.

Pepe cada vez que está con Pepa se enfada o se pelea por algo que ella hace o dice y que a él no le gusta. Un día Pepa, cansada de sus enfados le dice que ya no puede más y que tienen que hablar. Pepe se pone muy alterado y comienza a pegar patadas a un banco del parque. Ella se asusta e intenta calmarlo pero Pepe comienza a insultarla de nuevo y se va para su casa. A la semana siguiente Pepa se acerca a casa de Pepe para ver como está, no le ha contestado a los whatsapp y está preocupada. Cuando llega él está solo en casa y comienzan a hablar de lo ocurrido la semana anterior. Pepa vuelve a decirle que tiene que cambiar, que hay cosas que le hacen daño. En ese momento suena el móvil de Pepa y es un amigo suyo para decirle una cosa de clase. Pepe de nuevo se pone muy alterado y coge el móvil de Pepa y lo estrella en la habitación rompiéndolo. Pepa se va corriendo y asustada diciéndole que la relación se ha terminado. Pepe intenta ponerse en contacto con ella pero como no tiene móvil no puede, así que le compra al día siguiente un teléfono nuevo y va a buscarla para convencerla de que siga con él. Pepa está muy dolida pero él le dice que va a cambiar, que tiene otros problemas en casa y está muy alterado. Ella le da otra oportunidad subiendo el SEXTO ESCALÓN.

Tras una semana de tranquilidad, Pepa le comenta a Pepe que el sábado es el cumpleaños de Raquel y le gustaría mucho ir con todas sus amigas. Pepa sabe que a Pepe no le gustan mucho sus amistades pero insiste para ir al cumpleaños. Pepe le dice que no, que no quiere que vaya, que sus amigas lo que quieren es que deje la relación. Pepa lo intenta convencer y le dice que ella va a ir, que hace tiempo que no está con sus amigas. Pepe se enfada mu cho y comienza a insultarla, Pepa le dice que ya no aguanta más y se va.

Cuando llega a laesquina ve que él la está persiguiendo y comienza a correr. Pepe la alcanza y cuando ella se quiere ir de su lado le agarra fuertemente del brazo, Pepa insiste en irse y Pepe para evitarlo le agarra del pelo y le dice que se espere. Pepa le dice que qué está haciendo. Él la suelta y le dice que no puede más, que la quiere mucho y que no puede estar sin ella. Pepa se pone a llorar y comienzan a hablar hasta que Pepe de nuevo la convence para no dejarlo y ella sube el SÉPTIMO ESCALÓN.

Pepa sabe que la relación con Pepe no va bien pero no sabe qué hacer, está confundida y decide contarle a una amiga lo que le ocurre. La amiga le dice que debe dejar la relación, que él no la trata bien y que no puede seguir así. Por la tarde habla con Pepe y le dice que quiere un tiempo, que está agobiada y necesita pensar si quiere seguir con la relación o no. Él comienza a ver peligrar su historia y le dice que no puede estar sin ella, que si lo deja se va a matar, que ella es la única que lo entiende. Al siguiente día por la tarde están en un banco y Pepa saca de nuevo el tema, él se pone a pegarse contra el banco en la cabeza y le dice que él no va a superar eso, que se quita la vida y que por favor, que no lo deje que va a cambiar, haciendo subir a Pepa el OCTAVO ESCALÓN.

Después de una semana en la que no han tenido peleas, Pepe le propone a Pepa pasar el sábado por la noche en su casa. La familia de Pepe está de viaje y se queda solo. A Pepa le parece bien, así que comienzan a hacer planes para el fin de semana. Cuando están en la casa solos, el sábado por la tarde, Pepe y Pepa comienzan a besarse y a mantener relaciones sexuales. En un momento de la relación, Pepe le dice a ella que se dé la vuelta que a él le gusta otra postura, Pepa lo hace pero le duele mucho, no está tranquila y le dice que pare que eso no le gusta. Él sigue y Pepa comienza a llorar diciendo que no siga que le duele. Cuando Pepe termina lo que desea, ella le dice llorando que no le ha gustado, que ha sido muy brusco y que no lo haga más. Pepe no dice nada y hace subir a ella el NOVENO ESCALÓN.

Desde ese día, la situación cada vez es más insoportable para Pepa, llora a cada instante en su cuarto para que no la vean, evade a sus amistades para que no le pregunten y la presionen para dejarlo, pero ya no puede más. Por la tarde le dice a Pepe que definitivamente quiere dejar la relación, que está harta y que la deje en paz. Pepe que ve que ella lo dice en serio se enfada mucho y la agarra fuertemente del pelo, Pepa le dice que la suelte y se va corriendo pero él va detrás de ella y la coge del cuello. Pepa nunca ha visto a Pepe tan alterado y siente mucho miedo de que le haga daño, él comienza a agredirla y la golpea fuertemente en la espalda, así que se coloca en el DÉCIMO ESCALÓN.

Publicado originalmente en Voces tras los datos, una mirada cualitativa a la violencia de género en adolescentes, publicado por el Instituto de la Mujer de Andalucía.

youtubers y adolescencia

Las doctoras Vanesa Pérez-Torres, Yolanda Pastor-Ruiz -profesoras de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid- y Sara Abarrou-Ben-Boubaker -Investigadora del Área de Psicología de la misma Universidad-, han estudiado a los youtubers; específicamente los contenidos de los vídeos de aquellos youtubers que han tenido más impacto entre […]

a través de “Los youtubers y la construcción de la identidad adolescente” — Revista Comunicar