Consejos de Oratoria: Incorporación de medios audiovisuales en el discurso


Consejos de Oratoria: Incorporación de medios audiovisuales en el discurso

 

Un día hace ya tiempo, asistí a un evento sobre educación. El mismo comenzaba a las 10 de la mañana. Diez menos cinco muchos de los miembros del público ya nos habíamos ubicado para escuchar a los disertantes. La sorpresa fue desagradable cuando a las 10:30hs un asistente comenzó a probar los micrófonos, a la vez que uno de los disertantes buscaba el ángulo propicio para la colocación del proyector. No recuerdo bien la hora real de inicio, pero sé que para ese entonces ya estaba bien ganada la oposición de todos los que habíamos sido puntuales. En un caso así las disculpas solo convergen en una muestra más de la falta de respeto hacia el público.

Una vez que la gente se ha volcado en contra es muy difícil revertir la situación.

Cuando hagas uso de algún medio debes comprobar por adelantado que estos funcionen. Nunca te contentes con que alguien te diga que los han usado recientemente; compruébalo por tus propios medios. Las cosas funcionan hasta que dejan de hacerlo y es muy exasperante que esto ocurra justamente cuando vas a usarlas.

1- Llega al lugar como mínimo veinte minutos antes, a fin de ubicarlos y volver a probarlos antes de la disertación.

2-Ten siempre un plan B. los recursos audiovisuales no son infalibles. Un simple corte de luz puede lanzar tus ideas por el precipicio.

3-Ante la posibilidad de elegir, selecciona aquellos que mejor se adapten a la situación: cantidad de público, luz, comodidad, espacio, costo.

4-Si distribuyes material gráfico hazlo antes o después de la explicación, nunca durante. Ocurre que la atención estará centrada en ese algo que se les reparte y no en tus palabras. Consecuencia: nadie sabrá qué has dicho.

5-Prepararlos antes del inicio te permite controlar el acceso a cada elemento. No queremos que tropieces con el cable o derribes algo que está sobre la mesa.

6-No sobrecargues con recursos. De utilizar diapositivas, por ejemplo, no deben exceder las veinte en una charla de hora u hora y media. Busca variar los recursos que utilices, a nadie lo seduce la monotonía. Un material que pudo haber sido novedoso en una instancia, puede hundirse en la monocromía si no se utiliza debidamente.

7-Nunca mires a las imágenes mientras hablas. Las palabras son para el público, no te olvides de él. La gente estará escuchándote a ti siempre que tú le hables a la gente.

8-Nunca leas lo que dicen los recursos. El público también sabe leer. Explica un PowerPoint, establece relaciones entre diapositivas. No leas textual.

 

El PowerPoint es uno de los elementos más utilizados hoy día. En un simple pen drive puedes llevar la información necesaria para trabajar durante horas. Tengamos entonces varios puntos en cuenta:

A)Es preferible el fondo claro para las diapositivas, siempre que no encandile.

B) Las imágenes con letra clara y fondo oscuro cansan la vista, por lo que saturan más rápidamente. Tómalas solo para algún caso especial que desees resaltar.

C) No apagues totalmente las luces al proyectar. Además de generar adormecimiento, implican desconsideración para quien desee tomar nota.

D) Si utilizas cuadros o gráficos, procura que los colores sean llamativos pero discretos. Esto permitirá mayor claridad y menor saturación.

Recuerda: los medios deben servir de apoyo para la comprensión, si no lo hacen, no los utilices.

Anuncios

Autor: victormcoach

Profesor. Coach. Asesor Editorial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s