Los buenos profesores

Posted on Actualizado enn


Visto en EL SUPLEMENTO OCASIONAL

 Publicado por Leonor Quintana el martes, febrero 20, 2007
Primera: sin excepción, los profesores extraordinarios conocen su materia extremadamente bien. Pero no son meros eruditos. Utilizan su conocimiento para ir al fondo de los asuntos, a los principios fundamentales y a los conceptos básicos; son capaces de simplificar lo complejo de manera que motivan el aprendizaje. Tienen además una comprensión intuitiva del aprendizaje humano.
Segunda: dan gran importancia a su tarea docente, tanta como a su investigación. Al programar sus lecciones (seminarios, prácticas, tutorías), se plantean los objetivos del aprendizaje.
Tercera: son exigentes con sus alumnos, esperan mucho de ellos. Pero plantean objetivos ligados a las salidas profesionales de sus estudiantes y a la formación que estos necesitarán a lo largo de su vida, es decir, no se trata de proyectar dificultades arbitrarias.
Cuarta: en sus lecciones intentan crear un entorno para el aprendizaje crítico natural, en el que los estudiantes se enfrentan con su propia educación, trabajan en colaboración con otros, confían en la valoración de sus tareas.
Quinta: confían en sus alumnos, son francos y abiertos con ellos, y siempre son amables.
Sexta: evalúan el resultado de su tarea y saben rectificar cuando es necesario. Califican a los estudiantes según objetivos de aprendizaje básicos.

Una vez leído y analizado no creo que todos los profesores buenos reúnan estas seis premisas, ni que todos los que las siguen sean tan buenos… Me explico:

1º.- Lo de la comprensión intuitiva del aprendizaje humano me suena al valor en el soldado, algo que se presupone, y como tal no tiene ninguna base

2º.-  Un buen profesor no tiene porqué investigar. Sí, de acuerdo, es muy recomedable que lo hiciera, pero creo que basta con saber lo que va a transmitir adaptándolo a quién lo tiene que recibir.

3º.- ¿Porqué todo tiene que ir ligado a las salidas profesionales? ¿Qué salidas profesionales tienen los alumnos de educación infantil y primaria? Y si hablamos de la educación superior: ¿dónde quedarían disciplinas como la filología clásica, o las bellas artes (por poner un par de ejemplos) si sólo se atendiera a las salidas laborales? Bueno, el plan Bolonia ya ha decidido estas cosas… Pero sigo insistiendo en que la Universidad no es la Formación Profesional.

4º.- Sólo que los planes educativos y las sucesivas leyes de educación y los actuales recortes parecen que no quieren estudiantes críticos y motivados, sino adocenados y aborregados. ¿Porqué no hay dinero para contratar a profesores y sí guardias jurados para los IES?

5º.- ¡Faltaría más!. Pero no hay que confundir amabilidad y educación con “buenrollismo” y “colegueo”.

6º.- Nada que objetar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s