Adiós maestro!


Ayer leía en «El Mundo» que OMEGA no es un disco para escuchar con el estómago vacío.

Yo le asocio a conducir por pistas en el cabo de Gato, a la luz del ocaso… o bien hacia Asturies curveando la carretera…

Me veo sólo escuchándolo en el coche.

Desde aquí sólo decir ¡ADIÓS MAESTRO!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s