El contraste entre el esplendor de una obra y la maloliente miseria humana de su autor

El contraste entre el esplendor de una obra y la maloliente miseria humana de su autor

Interesante reflexión entre la grandeza artística de las obras y la miseria moral de algunos autores

Calle del Orco

Tenemos el mismo problema con Wagner. Durante el almuerzo, esperando a que sirvan el postre, Cosima Wagner dice a los criados: «Hay que esperar, el maestro está tocando el piano». Arriba, en el segundo piso, se le oye tocar. Estaba estudiando, preparando la música de Semana Santa de Parsifal. Wagner baja. Y en la mesa del almuerzo —tenemos el testimonio directo de Cosima— se pronuncia sobre la cuestión judía y dice: «¡Hay que quemar vivos a los judíos!». El mismo día en que compone la música de Semana Santa de Parsifal. Me dirá usted: «Hay que comprenderle.» ¡No! No se puede comprender. Nosotros somos hombres y mujeres insignificantes. Usted y yo. Gracias a esos gigantes tenemos una herencia inmensa; no imagino mi existencia sin Tristán, sin otras páginas de Wagner, sin Ser y Tiempo, sin los libros sobre Kant, sin los ensayos sobre los presocráticos, etc…

Ver la entrada original 887 palabras más

Autoetnografía

La autoetnografía es un enfoque de investigación y escritura que busca describir y
analizar sistemáticamente la experiencia personal con el fin de comprender la
experiencia cultural. Esta aproximación desafía las formas canónicas de hacer
investigación y de representar a los otros, a la vez que considera a la investigación
como un acto político, socialmente justo y socialmente consciente. Para hacer y
escribir autoetnografía, el investigador aplica los principios de la autobiografía y de la
etnografía. Así, como método, la autoetnografía es, a la vez, proceso y producto.

(más aquí )

Y os dejo un manual:

Ocio vs Negocio

Ahora que los que trabajamos de profes venimos de las vacaciones de navidad, es momento de reflexionar sobre lo que seguro que en estas pasadaas fechas hemos escuchado de conocidos, amigos y familiares:

«que no trabajamos», «que tenemos muchas vacaciones», «que para sí las quisieran», etc…

Pero no quiero entrar en ese debate baladí, si no en realmente lo importante:

¿Qué es el OCIO? y ¿Qué es el Negocio?

Y cómo casi siempre vcamos a ir a los clásicos:

Para los griegos el ocio era un libre espacio de recreación que tenía el fin de desarrollar los talentos naturales, adquirir nuevas destrezas y era tomado como un “medio” para lograr su vasto crecimiento intelectual, cultural y político.

Para Aristóteles, filósofo griego (384-322 A.C.), el ocio era una de las puertas de acceso a la felicidad, considerada el fin último en la vida. Se trata de un ocio que busca incansablemente el “despertar espiritual” y NO a encontrar la manera de “aumentar y potenciar la productividad” laboral.

El ocio creativo, tomado como un tiempo que nos permitimos para vivirlo de manera plena, nos permite darnos la posibilidad de re-descubrir la esencia de nuestro Ser.

Pero llegaron los romanos, que copiaron mucho y bien a los griegos, y le dieron una vuelta de tuerca al asunto:

El negocio es la negación del ocio. Nuestro término ocio procede del latino otium al que al añadirle la partícula negativa nec– (presente en neg-ativo, neg-ar…) se transforma en nec-otium y con el paso de oclusiva sorda a sonora entre vocales surge el negotium.

Y hace referencia a todo aquello que se hace para generar ganacias: compra, venta, obra, edificaciones, etc…

Por lo que podemos determinar, que el NEGOCIO es el tiempo al que renunciamos a cambio de algo, que pensamos nos puede ayudar a disfrutar más del tiempo de OCIO.

Aunque también sería abrir otro debate.

Otros capitalismos son posibles


Siempre es maravilloso que te regalen libros. Y si encima es del profesor en Antropología Luis Reygadas, y el tema es hacernos pensar sobre otros modelos de capitalismo, mejor que mejor.

Otros capitalismos son posibles

¿El capitalismo genera prosperidad y bienestar en un ambiente de libertad, como señalan sus defensores? ¿O es un sistema injusto en el que los trabajadores son explotados en beneficio de una minoría propietaria del capital, como afirman sus críticos? ¿Conduce de manera inexorable a una mayor desigualdad o dispone de mecanismos que a largo plazo reducen las desigualdades? ¿Los mercados capitalistas se auto regulan y logran sortear las dificultades y turbulencias que genera su funcionamiento? ¿O, por el contrario, conducen a crisis cada vez más graves que, de una u otra manera, producirán su colapso o su sustitución por otro sistema social? Más allá de estas dicotomías, que bosquejan un mundo en blanco y negro, este libro indaga la diversidad de los capitalismos, con todos sus colores, tonalidades y matices. En lugar de repetir la discusión acerca de si el capitalismo es bueno o malo, de lo que se trata es de cambiar las preguntas. ¿Qué tan diverso puede ser el capitalismo? ¿Por qué difieren los capitalismos? ¿Qué factores provocan sus transformaciones? ¿Cuáles son los alcances y los límites de esta forma de organización económica y social? Éstas y otras preguntas animan esta obra, que toma como punto de partida una tesis polémica: otros capitalismos son posibles.

Descripciones

Nombre del atributoValores
CreadorReygadas, Luis
TemaCapitalismo — Aspectos socialesCapitalismo – Siglo XXIDistribución de ingreso
EditorUniversidad Autónoma Metropolitana
Idiomaspa
Palabra ClaveCapitalismo
Fecha de Creación2021
Tipo de RecursoLibro
DerechosAcceso Abierto
LicenciaAtribucion-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional (CC BY-NC-ND 4.0)

Última modificación: 12/08/2021

Contenido Descargable

Citaciones:

EndNote | Zotero | Mendeley

MiniaturaTítuloFecha de subidaVisibilidadAcciones
Otros_capitalismos_son_posibles_-_Luis_Reygadas.pdf2021-12-08Público

Infancia y aprendizaje en la sociedad industrial

Lo que la sociedad industrial no entendió sobre la infancia

Por Karen L. Kramer   Universidad de Utah

Cada año, en todo el mundo, los niños de aproximadamente la misma edad se apiñan en las aulas y se confinan a los escritorios con la intención de aprender de un maestro adulto. Pero, ¿es así como se adaptaron los niños para aprender?

En el mundo actual, tecnológicamente dependiente y económicamente complejo, en el que un subconjunto particular de habilidades es fundamental, el conocimiento basado en hechos sin duda se transmite mejor a partir de aquellos con experiencia, que generalmente son adultos.

Pero, ¿qué pasa con el aprendizaje social? Los seres humanos como especie se distinguen por su increíble dependencia unos de otros; la cooperación está en el corazón tanto de la supervivencia de un individuo como de una sociedad en funcionamiento. Entonces, ¿cómo aprenden los niños a cooperar?

La investigación antropológica en sociedades de pequeña escala, incluido mi trabajo con los Pumé de Venezuela y los mayas que viven en la península de Yucatán, sugiere rotundamente que aprenden unos de otros.

La escolarización y el crecimiento en pequeñas familias nucleares fue la norma solo durante el siglo pasado en las sociedades industrializadas, solo un breve destello en el tiempo evolutivo. En estas sociedades, la infancia se considera comúnmente como un período que requiere una intensa inversión adulta dedicada al aprendizaje y la instrucción. Pero la investigación en sociedades no industriales de pequeña escala —el tipo de comunidades en las que vivieron todos nuestros antepasados, tanto en el pasado como hasta hace relativamente poco tiempo— ofrece una imagen diferente.

Hoy en día, los niños de las sociedades industrializadas pasan mucho tiempo en entornos supervisados ​​con la dirección de un adulto. En los Estados Unidos, por ejemplo, se descubrió que los niños de principios de la década de 2000 pasaban típicamente 37 horas, o el 23 por ciento de las horas de vigilia, a la semana en la escuela o haciendo tareas, es decir, más de cuatro veces las horas que pasaban jugando. Se encontró que los padres pasaban alrededor de 33 horas a la semana comprometidos o accesibles a niños de 3 a 12 años.

Al mismo tiempo, disminuyó el juego de exploración infantil. En el Reino Unido, una investigación encontró que los niños de hoy juegan al aire libre en promedio un poco más de 4 horas por semana, en comparación con las 8,2 horas de la generación de sus padres.

Los niños de las sociedades industrializadas suelen crecer en pequeños hogares nucleares o monoparentales. En la actualidad, las madres estadounidenses tienen en promedio 1,78 hijos, lo que representa una disminución de más de tres veces con respecto a hace dos siglos. Las familias más pequeñas significan que los niños no solo tienen menos hermanos, sino también menos primos, tías y tíos que en generaciones anteriores.

Por el contrario, los niños de sociedades no industrializadas tienden a vivir en familias numerosas y multigeneracionales, a menudo en espacios reducidos, con muchos otros niños en las proximidades. En estas sociedades densamente infantiles, más del 40 por ciento de la población tal vez sea menor de 15 años. En comparación, en los Estados Unidos hoy en día, solo el 22 por ciento de la población tiene menos de 17 años. Los antropólogos que trabajan en muchas sociedades no industrializadas describen la infancia como en gran parte independiente de los adultos. Desde pequeños, los niños exploran libremente su entorno y pasan gran parte de su día al aire libre jugando o trabajando sin estructura y sin supervisión.

Entre los Pumé, cazadores-recolectores que viven en las sabanas del centro-sur de Venezuela con quienes mi esposo, estudiantes graduados y otros colegas trabajamos periódicamente desde la década de 1990, los niños pasan muchas horas fuera del campamento jugando (27 por ciento de su día) y forrajeo (11 por ciento de su día). Los niños suelen pescar y cazar animales pequeños como roedores, pájaros o lagartijas, mientras que las niñas recogen frutas y leña, excavan en busca de raíces y llevan agua de los arroyos cercanos al campamento.

Dos puntos resaltan el contraste en la vida de los niños entre estos mundos tan diferentes: los niños cazadores-recolectores pasan gran parte de su tiempo trabajando y jugando en grupos de diferentes edades sin la supervisión de un adulto, y rara vez se les enseña mediante instrucción directa; más bien, aprenden haciendo.

Por ejemplo, en un día caluroso de agosto, vimos a un grupo de niños y niñas pumé de 3 a 5 años pasar la mañana en la periferia del campamento cavando raíces. Regresaron al campamento, encendieron su propio fuego y cocinaron su propia comida sencilla. En muchas ocasiones, también vimos a las niñas Pumé aprender los conceptos básicos del tejido yendo al basurero y recolectando formas simples de cestería desechada, que lentamente destejen y luego vuelven a tejer para recrear la pieza.

Otro día, vimos a niños mayores reclutar la ayuda de niños más pequeños para cargar algunos troncos y maderas desde el borde del campamento para construir un remolino o una rotonda. Los niños se turnaban, los mayores ayudaban a los más pequeños a subir y bajar, aunque no siempre con éxito. Inspirados al ver cómo se construía nuestra casa, durante días, grupos de niños y niñas recolectaron materias primas (palos, hojas de palma y cordeles) y construyeron sus propias casas en miniatura por su cuenta.

Entre los mayas de la península de Yucatán (agricultores de subsistencia que viven en un pueblo remoto con el que viví y trabajé durante varios meses, la mayoría de los años desde principios de la década de 1990), grupos de jóvenes amigos y hermanos pasan varias horas al día con su hermano menor y sus hermanas a remolque, llevando agua del pozo o en el campo sin la supervisión de sus padres.

La conclusión de estos ejemplos es que en el trabajo, como en el juego, los niños Pumé y Maya suelen estar en compañía de otros en grupos de edades mixtas: observan, aprenden, enseñan, establecen sus propias reglas y determinan su propio orden social.

Mi investigación demuestra que los niños mayas menores de 16 años pasan solo alrededor de 1.8 minutos por día siendo instruidos por un padre o un adulto. Los niños pumé de 3 a 18 años dedican menos de 1 minuto al día a recibir instrucciones. Otros trabajos en otros lugares apuntan al mismo punto: entre los tsimane (horticultores sudamericanos), los adultos dedican menos de 1 minuto al día al habla dirigida a los niños.

A los niños pequeños también se les da una gran libertad para tomar muchas de sus propias decisiones. Por ejemplo, en una ocasión memorable, iba de casa en casa para obtener las firmas de los padres mayas para que sus hijos participaran en un estudio de crecimiento (las universidades y las organizaciones que otorgan fondos requieren que los investigadores obtengan el permiso de los padres de los niños). Uno de los padres me miró y dijo: «¿Por qué me preguntas a mí, por qué no le preguntas a mi hija?». La hija tenía 7 años.

En el populoso mundo de los cazadores-recolectores, poco separa las esferas de adultos y niños. Los lugares donde trabajan, juegan, se relajan y duermen no están separados. La privacidad, el tiempo a solas y los espacios solo para adultos son conceptos desconocidos para los Pumé, por ejemplo. Viven en estructuras de paredes abiertas por las que los niños entran y salen libremente sin solicitar la entrada. Los niños pumé tampoco están restringidos a lo que podrían considerarse espacios y actividades para adultos, como cabañas menstruales (estructuras especiales a las que las mujeres en muchas sociedades tradicionales van durante los pocos días al mes cuando menstrúan), ver nacimientos, estar cerca de los moribundos, o participar en bailes sociales que duran toda la noche, llamados tohé, donde la banda se une para cantar, realizar curaciones y contar historias.

Sin embargo, a pesar del estrecho contacto, los mundos de adultos y niños operan en paralelo. Si bien los niños entran y salen libremente de los espacios para adultos, tienen una vida social autónoma que crean entre ellos. Trabajar y jugar en grupos de distintas edades integra el aprendizaje social en todo lo demás que hacen los niños.

Lo que los niños aprenden de sus compañeros es cómo establecer un orden social: organizarse entre ellos, compartir responsabilidades y recompensas, participar en una competencia sana y desarrollar la capacidad de tolerancia, coordinación e iniciación personal. En resumen, cómo convertirse en un participante exitoso en la sociedad.

También aprenden a regular sus emociones y cuál es el comportamiento social aceptable de sus compañeros. Muchos antropólogos comentan anecdóticamente que rara vez ven a un niño hacer una rabieta. Los niños se quejan cuando están siendo destetados, pero una vez que pueden caminar y comenzar a mantener la compañía de otros niños, es inusual que los niños tengan un arrebato si no pueden obtener lo que quieren. Una vez un colega trajo a su pequeña al campo, y aunque la niña estaba bastante avanzada en el conocimiento de sus letras y números, los niños mayas con los que jugaba se quedaban estupefactos cuando gritaba si se le pedía que compartiera un regalo o un juguete con los otros niños.

Mucho distingue los entornos sociales, económicos y de aprendizaje del pasado y el presente, y de las sociedades tradicionales e industrializadas en pequeña escala. ¿Son estos contrastes en las experiencias de la infancia significativos o importantes cuando se trata de comprender cómo aprenden los niños?

No hay una manera sencilla de responder a esto, en parte porque la gran cantidad de literatura sobre el aprendizaje infantil se ha realizado casi exclusivamente en poblaciones industrializadas, donde la escolarización y el crecimiento en hogares pequeños y nucleares son la norma. Sin embargo, estas sociedades representan menos del 15 por ciento de la población mundial, lo que limita nuestra capacidad para evaluar cómo la variación cultural y ecológica da forma al desarrollo social.

Hubo muchos debates sobre las tendencias de la crianza de los hijos y las prácticas educativas en los últimos años, que muestran cómo las personas en los países industrializados aprecian otros modelos de aprendizaje infantil. Estos incluyen los movimientos de la “niñez en libertad” y la “niñez natural”, que abogan que los niños tengan más independencia y menos supervisión de un adulto, especialmente al aire libre. Muchos artículos de periódicos y blogs criticaron la “crianza en helicóptero”, mediante la cual los padres se ciernen sobre sus hijos en todo momento para garantizar su seguridad o productividad. En las escuelas, muchos educadores presionan por clases de grados divididos y un énfasis en el aprendizaje entre pares.

Estas discusiones pueden sugerir un reconocimiento intuitivo de que los niños aprenden habilidades cooperativas y sociales mejor en grupos de edades mixtas, a su propio ritmo y en compañía unos de otros. Ciertamente, la educación formal dirigida por adultos es muy valiosa en un mundo que depende de las habilidades tecnológicas. Sin embargo, cuando se trata de aprender habilidades sociales, la sociedad infantil es quizás la mejor.

Fuente: Sapiens

El feminismo de las gallinas

El feminismo de las gallinas

  • Interesante artículo de ALBERTO TORRES BLANDINA sobre los viejos clichés machistas en determinados ambientes que están siendo, por fin, ocupados por mujeres.
La cantante Sara Socas. Foto: AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA

9/12/2021 – 

Imaginemos un grupo de whatsapp llamado Amigotes. Si tiramos de clichés (que siempre tienen tan mala intención como parte de realidad) podemos imaginar que estará lleno de memes con chicas tetudas, alusiones a la “parienta”, a las ganas de follarse a la hermana de la “parienta”, vaciladas sobre el tamaño del pene propio y bromas agresivas de tanto en tanto sobre alguno de los miembros más débiles, en muchas ocasiones sobre la abertura de su culo. Entre muchos jajajaja, claro, que sirven de pegamento social del grupo. Y es que el mundo masculino tiene unas formas de relacionarse estandarizadas bastante cutres que tienen que ver con el interés por mostrar la “virilidad”, lo que consiste básicamente en conectar con los otros desde cierto machismo, homofobia e insensibilidad.

Recuerdo que hace unos meses pasé unos días de vacaciones con el amigo de un amigo. Era un chaval simpático y desde el primer momento se esforzó por acercarse a mí: ¡Mira qué culo!, me decía cuando pasaba una chica por la calle y me sonreía con tierna complicidad. ¡Otro mensaje de mi novia! Qué pesadas son las tías, ¿verdad?, me soltaba buscando mi asentimiento. Y lo peor es que en un momento de la conversación soltó un: ¡A ver si vas a ser maricón! 

Y comenzó a reír.

Sé que esa persona no es homófoba y probablemente le alegró el mensaje de su novia. Pero eso no importa. Este tipo de actitudes y bromas forman parte de los protocolos estándar para relacionarse entre hombres. Algo así como hablar del tiempo en el ascensor constituye el protocolo de relación entre vecinos… Yo notaba que el chico solo quería acercarse a mí, caerme bien, y les juro que valoraba su esfuerzo. Pero supongo que los tiempos han cambiado y me daba tanta pereza él como pensar que en su mundo esos comentarios eran habituales y sacaban sonrisas de aprobación y réplicas solidarias.

No conozco el mundo íntimo femenino, supongo que también tendrá sus ridiculeces (y no es a mí a quien corresponde denunciarlas), pero el mundo masculino tradicional es casposo. Pensemos en Bertín Osborne como ejemplo del macho simpático. En Rafa Mora, por buscar ejemplos más jóvenes. Y ahora pensemos en qué ocurriría si una mujer, una sola, fuera admitida en el grupo de whatsapp Amigotes. Instantáneamente las fotos de tetonas, las alusiones sexuales a mujeres, la bravuconería y los comentarios sobre el tamaño de los penes disminuirían drásticamente. Porque la mirada femenina cambia todas las inercias masculinas. 

Así que alabada sea la mirada femenina.

Recuerdo el sketch de un late night americano en el que varios invitados cenaban en una mesa redonda. Uno de ellos era Jon Snow, el protagonista de Juego de tronos. Mientras el resto hablaba normal, él se expresaba con la gravedad, la intensidad y el tono dramático que utilizaba en la serie. El contraste era hilarante. Nunca me había dado cuenta de que los protagonistas de la serie de HBO hablaban de una forma tan teatral. Durante los capítulos todo parecía normal pero solo tenías que verlo 10 segundos participando en una conversación “natural” para descubrir lo artificioso (y ridículo) de su forma de expresarse.

Pues algo similar ha ocurrido en las batallas de gallos, por poner un ejemplo de cómo la presencia femenina en ámbitos donde antes eran marginadas cambia las dinámicas masculinas al ponerlas en evidencia. 

Las batallas de gallos han sido tradicionalmente competiciones de raperos (hombres) que se comportaban tal cual lo hacen en los ambientes masculinos. Esto es: fanfarronería, faltadas y cierta violencia en el trato (no piensen que son débiles: “nenazas”), bromas homófobas o sexuales o machistas que de alguna forma sirven para reforzar los lazos solidarios del grupo, etc. 

Personalmente creo que la entrada de raperas a las batallas de gallos está siendo todo un acontecimiento sociológicamente revolucionario. Un freestyler podía insultar a otro diciendo que le gustaba que le dieran por culo, clásico cliché entre hombretones. Y algunos raperos homosexuales o bisexuales como Arkano podían afearles el comentario (valga el famoso beso de Arkano a su rival tras insultarlo de forma homófoba) pero a la hora de la verdad todo quedaba entre hombres y el trato no cambiaba mucho. Pero, ¿qué ocurre cuando se cuelan en el corral algunas raperas como Erika2Santos, Sara Socas, o Marithea? Ocurre que todo el lenguaje masculino se vuelve frágil y risible con su sola presencia. Que ellas, para humillarlos, no tienen más que repetir sus bravuconadas parodiando el tono. Si un rapero le dice a su contrincante femenina que se lo va a explicar en la cama, ella solo tiene que responder ¿que me lo vas a explicar en la cama? para que la vacilada pierda efecto, porque por suerte ya no estamos en los años del destape. Si un rapero hace alusión a los defectos físicos de una rapera, el insulto deja instantáneamente de ser gracioso porque entre hombres es habitual insultarse pero no lo es meterse con los defectos físicos de las mujeres en su cara. En realidad, las raperas solo deben dejar que ellos digan sus tonterías de uso entre machos: vaciladas sobre el pene, sobre sus culos incorruptos, sobre felaciones… para que ellos mismos se marquen el gol en propia puerta. Como en el taekwoondo, utilizan la fuerza de su enemigo para tumbarlo. Los dejan hablar y ellos ponen en evidencia lo rancios y teatrales (el teatro de la virilidad y la testosterona) que son los mundos muy masculinizados. 

Y todo esto es importantísimo.Manifestación feminista en Madrid. Foto: Isabel Infantes (EP)Manifestación feminista en Madrid. Foto: Isabel Infantes (EP)

Valga este ejemplo que últimamente me llama mucho la atención, pero hay mil. Otro muy interesante podría ser cómo la entrada masiva de las escritoras está cambiando el panorama literario. Tanto en la temática como en los detalles, vistos desde la mirada de las mujeres. Decía Marta Barrio en la presentación de su novela Leña menuda (premio Tusquets 2021), una novela sobre el embarazo y el aborto, que está harta de que algunos temas se consideren femeninos y apenas se hable de ellos. Llevo toda la vida leyendo sobre la crisis de mediana edad de muchos escritores hombres y no ha pasado nada, dijo. 

Recordé el comentario de un conocido, unos días antes, diciendo que los hombres no leen a las escritoras porque ellas solo hablan de cosas de chicas que no nos interesan.

¿En serio a los hombres no nos incumben el embarazo o el aborto? ¿Pero sí nos incumbe una guerra en Vietnam o lo que le pasara a los vaqueros americanos del siglo XIX?

Sinceramente, ese conocido es un verdadero gilipollas. Supongo que pasa sus veranos persiguiendo suecas junto a Fernando Esteso

Las cosas están cambiando. Poco a poco, porque los cambios verdaderos ocurren poco a poco. Pero gracias a todas las Sara Socas, los hombres empiezan a entender que su forma de relacionarse es cutre y anacrónica. Estamos en el siglo XXI aunque los Abascales de turno intenten que no se note. 

Me gustaría acabar con una anécdota muy elocuente que explica los grandes cambios que produce la entrada de las mujeres en ciertos ámbitos, en este caso el empresarial. Me lo contó una amiga hace algunos años. Un compañero de su empresa se puso enfermo la misma tarde en que debía recibir a un grupo de clientes japoneses y nadie podía sustituirlo, así que fue ella la encargada de recibirlos y llevarlos a cenar. Durante la cena notó que algo extraño pasaba porque la miraban y cuchicheaban entre ellos. Al final uno de los japoneses se acercó. ¿No va a venir ningún compañero de trabajo hombre? Ella dijo que no. El portavoz se giró al resto, que lo miraban expectantes. Tras unos segundos de duda preguntó a mi amiga: ¿Entonces nos vas a llevar tú al puticlub?

Esta historia es real y de nuevo muestra la mecánica de ciertos ambientes que explican por qué las mujeres no suelen ascender en el mundo empresarial. No tiene que ver con la valía sino con las dinámicas masculinas con las que debemos romper para alcanzar la igualdad real. Dinámicas como cerrar tratos rodeados de prostitutas. Como alardear de que te follas a la becaria. Como tantas ridiculeces que, por suerte, se están acabando desde que las gallinas han entrado en el corral de los gallos que, seamos sinceros, ya olía a naftalina y caspa. 

Relaciones abusivas

Un corto muestra exactamente cómo comienza una relación abusiva

viusto aquí: Cecilia García

relacionamento abusivo video 022018 1400x800
DayOneNY/YouTube

¿Cómo empieza una relación abusiva? Esa es una pregunta que muchos se hacen, pero las respuestas y las señales, discretas o no, varían de relación a relación y eso puede dejar a muchas personas sintiéndose confundidas.

Febrero es el mes de la prevención de este tipo de relaciones, que suele afectar más a adolescentes y jóvenes adultos. DayOne, una organización estadounidense que ayuda personas que están en situaciones de abuso, publicó un video corto en el que ilustran, brevemente, como es que una persona puede terminar con una pareja tóxica.

Señales de una relación abusiva

En apenas dos minutos y medio, la organización logró mostrar cómo comienzan las relaciones tóxicas y cuáles son las señales más comunes. 

Muchas personas creen que nunca se involucrarían en una relación así, pero puede ocurrir sin que te des cuenta. Al principio, el abusador es tan cariñoso que llena a su pareja de atención. Eso puede hace que la persona solo se vincule con su pareja y que, con el tiempo, se aleje de sus amigos y familiares.

infeliz relacionamento razao1216 1400x800
PeopleImages/iStock

Con el tiempo la máscara amorosa se cae y la verdadera persona se muestra. Los celos y los nervios aparecen y, sin saber exactamente cómo sucedieron las cosas, el otro se termina sintiendo culpable por haber herido los sentimientos de su pareja cuando, en realidad, no hizo nada mal. 

Al final del corto, podemos ver datos de la vida real que son estremecedores: uno de cada tres jóvenes dice haber sufrido algún tipo de abuso de sus parejas. A pesar de ser un estudio hecho en Estados Unidos, esa realidad también es muy común en el resto del mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, nueve de cada diez mujeres mexicanas, de entre 12 y 19 años, han sido agredidas por sus parejas.

Así comienza una relación abusiva.

Recuerda que si te controla, no te quiere.

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Gabriela Navalon.

Si te pasa esto significa que estás en una relación abusiva, ¡presta atención!

Marcela Antonacci

Qu%C3%A9 puedes hacer si tu pareja de maltrata 1
lofilolo / iStock / Thinkstock

Siempre digo que cada pareja es un mundo aparte y como en todo, existen las buenas y las malas relaciones.

En este caso me voy a enfocar en las malas relaciones, pues artículos de parejas felices hay muchos y mi propósito en este caso es advertirte y ayudarte. Quiero que sepas qué cosas son las que debes tener en cuenta para saber si estás dentro de una relación abusiva.

Te humilla

No importa si es en público o en privado, pero la humillación es tal que sientes pena todo el tiempo de tu persona. Puede ser que la humillación sea física en forma de golpes o psicológica.

Te controla

No importa si fuiste al mercado de la otra acera, él siempre quiere saber dónde estás, en todo momento y a cada instante. No te deja ser libre y lo peor de todo es que poco a poco pierdes contacto con todo lo que antes era valioso: tus amistades y sobre todo tu familia. 

Llegará un momento en el que el control será tal que ni siquiera podrás salir de tu casa, ¡ten mucho cuidado!

8 aspectos sobre violencia de genero que toda mujer debe saber 4
AbleStock.com / Thinkstock

Tiene cambios de humor impredecibles

Una persona que abusa de otra puede sufrir de una especie de bipolaridad. Es decir que puede mostrarse feliz y al segundo siguiente tener una actitud violenta que tú no vas a entender. Piensas “¡Pero si yo no hice nada!” debido a que él reacciona mal ante la menor provocación.

Tú tienes la culpa de todo

¿Se nubló? Tu eres la culpable. ¿La comida se enfrió porque él llegó tarde y no te avisó? ¡Tendrías que haberlo sabido! ¿El dinero no alcanza a pesar de que tú no gastas nada? ¡Tendrías que salir a trabajar! (Aunque después te diga que no te deja hacerlo).

Todos estos comportamientos caprichosos y sin sentido son parte de una relación abusiva.

relaciones%20enfermizas1
Stefano Lunardi – RF – Thinkstock

Te manipula

Esto es muy importante para que lo tengas en cuenta. Puede ser que tu pareja te trate mal pero luego venga con flores o excusas para pedirte perdón. ¿Te pasó varias veces? Entonces déjame decirte que esto no cambiará y que estás en una relación abusiva en la que no tendrás un buen futuro.

Presta atención porque si esto se repite con frecuencia, será mejor que pienses en terminar con él antes de que sea tarde.

Lee también: 10 señales de que estás en una relación dañina

Es probable que si te encuentras dentro de una relación abusiva no te des cuenta. Sin embargo, es bueno escuchar a quienes te quieren bien y tratan de prevenir que te pase algo malo. Presta atención a todas estas señales antes de que no puedes volver atrás o el daño sea muy grande.  

Contra la eliminación de la Filosofía en la ESO

visto aquí

La comunidad educativa, contra la eliminación de la Filosofía en la ESO: «No quiere formar auténticos ciudadanos»

El PSOE, saltándose el acuerdo que suscribió, elimina la asignatura de la educación secundaria. Ahora, la comunidad educativa se moviliza para revertir este cambio. Critican que sin la Filosofía no se puede entender qué es ser ciudadano, la más importante en el ordenamiento constitucional.

Guillermo Martínez @guille8martinez

La celebración de este 18 de noviembre, Día de la Filosofía, llega con indignación a España. La Ley Orgánica de modificación de la LOE (LOMLOE) o Ley Celaá, denominada así por la ministra que la puso en marcha, crea un nuevo modelo de en el que no tiene cabida el espíritu crítico ni la formación de un pensamiento propio. Así de contundentes se muestran diferentes personalidades del mundo docente filosófico al contemplar cómo la ley defendida desde el Gobierno deja fuera de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) la materia de Filosofía. Además, critican que el Partido Socialista no respete el acuerdo aprobado por unanimidad en 2018 en la comisión permanente de educación en el Congreso por el que se comprometían que dicha asignatura tendría cabida en el currículo escolar.

La Ley de mejora de la calidad educativa (LOMCE) o Ley Wert, que tantas críticas levantó en la comunidad educativa y que se encuentra en vigor actualmente, ya relegó la Filosofía hasta convertirla en una optativa en cuarto, el último curso de la ESO. Además, la asignatura de Valores éticos entraba en el programa como la otra opción para el alumnado que no escogía Religión en cualquiera de los cursos. Después, tanto Filosofía como Historia de la Filosofía se imparten en los dos años de Bachillerato, respectivamente, para aquel estudiantado que elija el itinerario de Humanidades y Ciencias Sociales, algo que se mantiene en la presente propuesta. La Ley Celaá elimina por completo la optativa vigente en el último año escolar de la ESO, convirtiéndola en una materia nueva, denominada Valores cívicos y éticos y que, según la programación, se puede impartir en cualquier año de la ESO, desde primero hasta cuarto.

«Siempre que hay una nueva ley educativa nos echamos a temblar, y suele ocurrir con cada cambio de Gobierno», inicia su exposición Esperanza Rodríguez, presidenta de la Red Española de Filosofía (REF). «Ya con la LOMCE perdimos la Ética como asignatura independiente, aunque seguía siendo obligatoria, pero es que ahora la eliminan por completo», agrega. Afirma que se sienten engañados por un PSOE que votó a favor de introducir la Filosofía como materia obligatoria en el periplo educativo obligatorio. Rodríguez se muestra certera: «El texto recoge que se pueden introducir hasta una decena de optativas en cuarto de la ESO, pero dejan fuera Filosofía cuando estaba funcionando perfectamente»

Un catecismo moral laico

En este sentido, la presidenta también tiene palabras para la nueva asignatura: «La llaman Valores cívicos y éticos, pero es que viendo su programación también dejan fuera cualquier espacio para la ética». A su declaración se suma Carlos Fernández Liria, profesor de Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), al decir que «se trata de una especie de alternativa a la religión, una suerte de catecismo moral laico que nada tiene que ver con la Filosofía y que ni siquiera es necesario que la imparta gente de este Departamento». A ello se suma una crítica más: las comunidades autónomas podrán elegir cuándo el alumnado cursará esta nueva materia, pudiéndose dar el caso de que en un lugar la reciban chavales de 12 años y en otros con 15. La Filosofía se mantiene en Bachillerato, aunque son las comunidades autónomas las que eligen cuántas horas le dedican

A pesar de todo, la Filosofía se mantiene en Bachillerato, aunque son las comunidades autónomas las que eligen cuántas horas le dedican. Tal y como expresa Rodríguez, «entran mucho en juego las ideologías de cada Gobierno regional, así que si en una Comunidad liderada por un partido como Vox o el PP no le parecen bien los contenidos o la enseñanza filosófica no cuadra con sus preceptos, tan solo introducirán las horas mínimas que manda el Ministerio de Educación». Y es precisamente en este Ministerio, ahora liderado por la socialista Pilar Alegría, donde la Plataforma en Defensa de la Filosofía de Madrid entregará este jueves por la tarde 260.000 firmas que piden la restitución de dicha materia como obligatoria en la ESO.

Enrique Mesa es el presidente de la Asociación de profesores de Filosofía de la capital: «La idea fundamental de la ESO es que durante esos años se forman los ciudadanos del futuro, por eso es la enseñanza obligatoria. Hay miles de estudiantes que no siguen en Bachillerato, y con la nueva Ley, estos nunca aprenderán nada de filosofía». ¿Pero que es la filosofía? Según el docente, «esta materia aporta la reflexión necesaria para que una persona tenga un pensamiento autónomo, que uno decida cuáles son sus valores y sea capaz de criticar tanto los ajenos como los propios, por eso es esencial en una democracia». Eso le lleva a asegurar que la nueva normativa educativa «no quiere formar auténticos ciudadanos».

Filosofía 0 – 18 Emprendimiento

«La juventud necesita reflexión y no tanta productividad», agrega el propio Mesa. De hecho, la palabra «filosofía» no aparece ni una sola vez en el currículo de la ESO, mientras que «emprendimiento» aparece hasta en 18 ocasiones, «y hablamos de emprendimiento, no economía, que son cosas muy distintas», puntualiza este profesor que remarca que «esta ley persigue la formación de un nuevo sujeto social para otro modelo social que no es la democracia».

A Liria le parece «completamente absurdo» que en la ESO tengan cabida materias como Economía y emprendimiento: «Eso significa explicar el espíritu empresarial a personas que, en su gran mayoría, jamás van a tener una empresa, porque un emprendedor no es un empresario, por mucho que se quiera vender de esa forma». Y así lo explica: «Un emprendedor es un trabajador en pelotas, un trabajador sin sindicatos, sin convenios colectivos, son colegios profesionales detrás, un trabajador con muy poco poder negociador, y eso es lo que van a formar, sencillamente a trabajadores basura, no empresarios».

Sin Filosofía no hay ciudadanía

Desde el punto de vista de este profesor universitario, «la LOMLOE es una estafa ideológicamente bien pensada para el neoliberalismo triunfante». Según arguye, el problema radica en que no se entiende la verdadera utilidad de la filosofía: «Más allá de fomentar el espíritu crítico de los ciudadanos, como no dejamos de repetir, es que sin filosofía no se puede entender la palabra ciudadano, la más importante en nuestro ordenamiento constitucional«. El hecho de que la población se olvide de lo que significa «ser ciudadano» es «muy grave», ya que «ese concepto forma parte de la arquitectura civil que se encuentra presidida en su cúspide por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, antes llamada Declaración del Hombre y el Ciudadano», en términos de Liria

Asimismo, remarca que si la Ley sigue adelante tal y como está planteada, traerá «consecuencias nefastas para la vida política del país». Según arguye: «Al PSOE se le ha olvidado lo que es ser ciudadano y ahora ha suprimido la posibilidad de que los alumnos de la ESO recuerden lo que ellos han olvidado, que no deja de ser los principios trascendentales de nuestro ordenamiento civil«.

Rodríguez, a su vez, incide en la «sospecha» como algo primordial en la filosofía: «Esta asignatura aporta al alumnado algo diferente que no puede encontrar en otras, como la posibilidad de contemplar la realidad y su propio mundo con una perspectiva distinta, más personal y autónoma, y sobre todo la posibilidad de sospechar si las cosas son lo que parecen de verdad, si algo es bueno, si está bien. Eso es de lo más humano que hay». Tal y como concluye ella misma, «romper el esquema de pensar que solo es bueno aquello que da resultados inmediatos es bueno y útil para la Humanidad».

Educación 4.0

Mientras en algunos centros los miembros seguimos debatiendo sobre la necesidad o no del uso de los móviles :-/ hay otros autores que nos hacen reflexionar sobre hacia dónde y cómo debe ir la educación:

¿Qué es la Educación 4.0?

Por Angel Fidalgo el • ( 0 )

La sociedad industrial fue originada por la primera revolución industrial, donde “las máquinas” cambiaron las formas de proceder en todos los ámbitos de la vida: industrial, económico, social, cultural, médico y, por supuesto, la educación. La educación cambió para satisfacer las necesidades originadas por esta revolución industrial: nuevos puestos laborales y nuevas formas de aprendizaje. Se pasó de un modelo basado en el maestro-aprendiz a un modelo basado en las aulas donde un experto transmite su conocimiento al alumnado.

Si nos centramos en la evolución de la industria se puede hablar de tres revoluciones  más. La segunda, originada por la electricidad (industria 2.0), la tercera, por las tecnologías de la información y las comunicaciones (industria 3.0) y la cuarta (industria 4.0), en la que nos encontramos, por el big data, la hiper-conectividad, la inteligencia artificial y los sistemas ciber-físicos.

Numerosas personas del mundo educativo sostienen que al igual que hubo un cambio en el modelo de aprendizaje en la primera revolución industrial también los ha habido en las siguientes.

Por tanto, si estamos en la cuarta revolución industrial, el modelo de aprendizaje sería el 4.0. La cuarta revolución industrial comienza a principios de este siglo y el término se acuñó en el año 2011. Por tanto, este modelo de aprendizaje es reciente y se denomina Educación 4.0

La idea es que nuestro modelo de aprendizaje debe cambiar o, al menos, incorporar nuevas características para capacitar a las futuras demandas de la industria 4.0. Básicamente la educación 4.0 incorpora las metodologías activas, competencias blandas (cooperación, pensamiento crítico, planificación, empoderamiento del alumnado,..) y las tecnologías que además de facilitar la interacción entre el alumnado, el profesorado y los agentes externos debe propiciar la creación, compartición y utilización de la experiencia/conocimiento del propio alumnado. Así pues se produce un aprendizaje entre iguales, cooperativo y autónomo.

El término Educación 4.0 crea un poco de confusión entre el profesorado ya hay otros enfoques que añaden un número de versión a la palabra Educación y este número cambia en función del citado enfoque.

Un enfoque es el de la evolución de la Wb, si asociamos el modelo de aprendizaje a los modelos Web, la formación 1.0 sería la centrada en el profesorado, la 2.0 sería la centrada en el alumnado y basada en el aprendizaje informal y el conectivismo (integrándolo con el aprendizaje formal) y la educación 3.0 sería lo mismo que la 2.0 pero añadiendo el Big-data (por ejemplo, para incorporar Analíticas de aprendizaje) y la inteligencia artificial. Así pues bajo este punto de vista actualmente estaríamos en la Educación 3.0 .

Otras personas defienden que el cambio de modelo educativo se produce en el cambio de sociedad. En este sentido hubo un cambio del modelo educativo en la sociedad industrial (motivada por la revolución industrial) y otro cambio asociado al tránsito de la sociedad industrial a la sociedad del conocimiento (la actual). Así pues, según este enfoque, estaríamos en la Educación 2.0 (en Europa y en el contexto universitario este cambio es el que intentó el denominado proceso de Bolonia)

Independientemente del enfoque y del número que deseen añadir a la palabra Educación lo cierto es que debemos utilizar metodologías activas promoviendo además el aprendizaje profundo, experiencial y entre iguales, potenciar que el alumnado cree conocimiento y que lo explique a otro alumnado (aprendizaje profundo y pensamiento crítico), gestionar y organizar el conocimiento que genera el alumnado (aprendizaje organizacional e inteligencia colectiva) y potenciar el trabajo en equipo (transparencia, cooperación, colaboración, planificación y responsabilidad).